Una madre es acusada de encerrar a su hijo de 11 años en un automóvil  y prenderle fuego, dicen las autoridades del condado de Monroe, Michigan.
La mujer, Sherrie Richter, de 48 años, supuestamente ató las manos de su hijo, lo encerró en el vehículo y prendió el baúl en llamas. Ella y su hijo fueron trasladados a un hospital cercano para ser evaluados. La madre luego fue transportada a la cárcel del condado de Monroe donde permanece detenida con cargos por intento de asesinato e incendio provocado.

Según The New York Post, las autoridades recibieron una llamada de un hombre de 50 años en la madrugada del martes informando que su esposa podría haberle hecho daño a su hijo. Tras una breve investigación, el auto que pertenecía a la familia fue encontrado en llamas en el cementerio Roselawn Memorial de LaSalle.
SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN
“La madre intentó prender fuego usando gasolina dentro del área del copiloto donde el muchacho se sentó”, dijo la oficina del sheriff en un comunicado de prensa. El fuego no se prendió mientras el niño luchaba por liberarse del vehículo, continúa el parte, y fue entonces que la madre liberó al pequeño del auto y se alejaron del fuego. Entonces se dirigieron hacia un empleado del cementerio que ayudó al pequeño a quitarse las vendas que le sujetaban las manos.
Si bien tanto la madre como el hijo salieron a salvo del suceso, los motivos que la llevaron a cometer la atrocidad se desconocen.
Luego de su ingreso en prisión la mujer solicitó que le asignaran un defensor público.

Leave a Reply