Maxwell Morton, de 19 años, fue condenado a 15 años de prisión tras ser encontrado culpable del asesinato en el 2015 de su amigo Ryan Mangan, a quien disparó “accidentalmente”. Según el caso, el joven se habría tomado un selfie con el cuerpo antes de abandonar el lugar del homicidio.
Un informe del sitio en línea de la revista People agrega que los dos jóvenes se encontraban en la casa de Mangan, ubicada en el condado de Westmoreland, Pennsylvania, cuando ocurrió la tragedia en febrero del 2015.

La fotografía de Morton, se convirtió en una de las piezas principales en contra del adolescente durante el juicio, en que el jurado tomó la decisión de declararlo culpable. En la aterradora imagen, se veía el ensangrentado escenario y el cuerpo Mangan, mientras su amigo aparecía sonriente a pesar de lo ocurrido.

Maxwell MortonMaxwell MortonWESTMORELAND COUNTY JAIL

Aunque la defensa del joven siempre trató de hacer ver el suceso como un accidente, todo estaba en contra de Morton tras haberse ido del lugar de los hechos sin dar aviso a las autoridades. El cuerpo del joven, de 16 años, fue descubierto por su madre cuando regresó del trabajo. Declaraciones entregadas por un experto médico agregaron que la vida de Morton tal vez podría haber sido salvada si se hubieran notificado a los organismos de emergencia.
Según lo reveló Patrick Thomassey, del equipo defensor del acusado, planean apelar la decisión en contra de su defendido, ya que se mantienen en su posición de que lo ocurrido fue un trágico accidente mientras los jóvenes “jugaban” con el arma.
“Desearía poder cambiar [lo que pasó]. Desearía poder retroceder el tiempo y que nada de esto hubiera pasado. Pero un lo siento es lo único que ahora puedo dar”, expresó Morton durante el juicio.

Leave a Reply