unnamed (2)

El precandidato inauguró escalinatas en los callejones de Miguelina, de Negro y de Juancito, en un acto en el que afirmó que la falta de empleos en la zona fomenta la delincuencia y prometió trabajar por el progreso de la barriada.

Las cañadas sin sanear que rodean a la comunidad de Barsequillo, en Haina, son un foco de enfermedades que afectan sobre todo a niños. Al hacer la denuncia, el aspirante a la alcaldía por el Partido Revolucionario Moderno (PRM), Osvaldo Rodríguez, criticó la poca voluntad de las autoridades para resolver el problema.
Lamentó que además de ese inconveniente, los munícipes también tengan que soportar desde hace tiempo la escasez de agua, el pésimo estado de las calles, la ineficiencia en la recogida de basura y otros males, pese a que pagan impuestos.
El precandidato inauguró escalinatas en los callejones de Miguelina, de Negro y de Juancito, en un acto en el que afirmó que la falta de empleos en la zona fomenta la delincuencia y prometió trabajar por el progreso de la barriada.
“Es penosa la situación en la que está este sector. Sin oportunidades para los jóvenes, insalubridad, largas tandas de apagones. Es necesario un mejor manejo para que sus habitantes vivan de forma más digna”, expresó.
Criticó el abandono oficial al que está sometido el barrio y que las autoridades locales hayan incumplido sus promesas de campaña.
Rodríguez llamó a los habitantes de Barsequillo y a los haineros en general a trabajar unidos en pro de un cambio que fortalezca el desarrollo municipal.

Leave a Reply