Douglas

El prometido muro con México que Donald Trump quiere construir no encuentra quien lo pague. Primero el presidente, cuando candidato, decía que lo pagaría el gobierno mexicano, luego que serían los contribuyentes pero que sería reembolsado por el país vecino, en un momento sugirió la ilegal medida de incautar remesas de mexicanos y ahora se le ocurre que puede pagarlo el Departamento de Defensa.

La mañana del martes, el presidente escribió un mensaje en su cuenta Twitter en el que parece sugerir que sea el Pentágono el que asuma esa factura.

“Por los $700 y $716 mil Millones de Dólares obtenidos para reconstruir nuestros Militares, se están creando muchos trabajos y nuestros Militares son ricos de nuevo. Construir un gran Muro Fronterizo, con drogas (veneno) y combatientes enemigos entrando en nuestro País, tiene que ver con Defensa Nacional. ¡Construyamos el Muro a através de M!”. (La M de tuit sería una referencia a los militares).

Donald J. Trump

@realDonaldTrump

Because of the $700 & $716 Billion Dollars gotten to rebuild our Military, many jobs are created and our Military is again rich. Building a great Border Wall, with drugs (poison) and enemy combatants pouring into our Country, is all about National Defense. Build WALL through

“No puedo entrar en especificidades sobre eso en este momento, pero les puedo decir que la construcción del muro continúa y que seguiremos avanzando en ese proceso”, dijo en la rueda de prensa del martes, la portavoz de prensa de la Casa Blanca, Sarah Huckabee, al preguntársele sobre el planteamiento.

De acuerdo con una nota que publica este martes The Washington Post, el presidente considera que como el Pentágono obtuvo un presupuesto “histórico” este año de 700,000 millones de dólares bajo el argumento del “riesgo a la seguridad nacional”, puede perfectamente destinar parte de sus fondos para completar los 25,000 millones de dólares que pidió al Congreso y no obtuvo (solo le otorgaron 1,600 millones).

La seguridad fronteriza es responsabilidad del Departamento de Seguridad Nacional que es le que administra el mantenimiento de las actuales vallas a lo largo de la línea divisoria binacional y los agentes que lo patrullan para interceptar ingresos ilegales desde el sur.

La secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen dijo el viernes de la semana pasada, durante la firma del presupuesto (que Trump dijo haber aceptado para no bloquear los beneficios obtenidos por el sector militar, aunque no le gustaran muchas cosas del resto de la ley) que esos 1,600 millones eran un “adelanto” para el nuevo muro.

Es difícil hacer esa analogía porque los dineros autorizados por el Congreso para seguridad fronteriza quedaron específicamente atados al mantenimiento de las defensas actualmente existentes y no permite el desarrollo de nuevos diseños, como lo que el gobierno tiene en exhibición en California y que el presidente supervisó recientemente.

“Fantasía política presidencial”

Las fuentes consultadas por el diario capitalino indican que Trump les presentó la idea a varios asesores y hasta al presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, durante una reunión que tuvieron en la Casa Blanca la semana pasada.

Aparentemente Ryan no expresó mayor reacción a la sugerencia, quizá porque el republicano sabe que no es tan sencillo como sacar fondos de los militares para asignarlos a un proyecto en la frontera simplemente porque se etiquete como “asunto de defensa”.

RELACIONADO
Los prototipos de muro fronterizo fotografiados el 26 de octubre del 201...
El gobierno avanzó con la idea del muro sin saber si era realmente útil, denuncia reporte oficial

Lo que está asignado en el presupuesto no puede cambiarse de un destino a otro sin una autorización del Congreso. Para evitar incurrir en el delito de malversación de fondos, si la Casa Blanca quiere sacar fondos de un departamento para un proyecto que cae en la esfera de responsabilidades de otro tiene que presentar una reprogramación o corrección presupuestaria a consideración de los parlamentarios.

Esa corrección tendría que ser sometida a votación en ambas cámaras y en el Senado tendría que pasar la barrera de los 60 votos, algo para lo que con seguridad no contará con el apoyo de los 9 demócratas que necesita para complementar la mayoría de 51 votos republicanos (considerando que todos en el partido de gobierno estén de acuerdo con la medida)

“Este sería un descarado mal uso de los fondos militares y se vería bloqueado en las cortes (de justicia) por años. El secretario (de Defensa James) Mattis no debe prestar atención y en cambio usar el dinero para ayudar a nuestras tropas, en vez de estar cumpliendo con las fantasías políticas del presidente”, expresó en un comunicado el líder de la mayoría demócrata en el Senado Chuck Schumer.

Algunos observadores indican que el que al presidente se le ocurra una idea políticamente tan riesgosaes indicativo de que teme que a partir del 201i se le hará más difícil obtener fondos para cumplir con lo que fue su oferta de campaña más promocionada porque calcula que los demócratas reducirán la mayoría en la Cámara de Representantes y quizá se queden con la mayoría, lo que complicará grandemente a Trump cumplir con toda su agenda.

Leave a Reply

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com