Ana Julia Quezada dijo a las autoridades que, tras pelear con el menor y asesinarlo, tomó un paquete de cigarros para fumar y pensar una estrategia que no le hiciera “daño a Ángel”, padre del niño y su pareja.

Ana Julia Quezada acabó confesando el asesinato del pequeño Gabriel, el niño de 8 años cuya muerte tiene conmocionada a España. Pese a que en los primeros momentos de la investigación permaneció sin hablar o cuando fue arrestada lo negó, finalmente contó cómo había matado al menor.

“Estaba solo, jugando con un palito. Le dije: ‘Hombre si estás solo vente conmigo. Voy a la finca’“, dijo la mujer dominicana en su declaración ante la Guardia Civil, a la que tuvo acceso la cadena Antena 3.Gabriel Cruz Ramírez desapareció el 27 de febrero y Quezada había sido una de las últimas personas en verlo con vida.

Ese martes, el niño estaba en la casa de su abuela, situada en el sur de España, ya que era un día festivo. Según la investigación, salió hacia las 3:30 pm camino a la casa de unos familiares, pero nunca llegó. Durante la confesión de Quezada, que duró más de una hora, ella reconoció que se encontró con el niño al salir de la casa. Al verlo, le invitó a subir al auto y a acompañarla a una propiedad familiar.

Él se subió en el coche, fuimos a la finca y yo me puse a pintar. Él se quedó fuera jugando”, detalla

En un momento dado vio cómo Gabriel tenía un hacha en la mano y le reprendió por ello. Según su declaración, él respondió insultándola mientras que ella trató de que soltara el hacha por lo que acabaron en una pelea que terminó con la muerte del menor.

” Él me dijo: tú no eres mi madre, tú no me mandas y además no te quiero volver a ver nunca. Así que nos peleamos por el hacha, se la quité y al final, con la rabia, acabe asfixiándole, tapándole la nariz y la boca“, explicó la dominicana. Este miércoles las autoridades encontraron precisamente el hacha que utilizó la mujer.

Tras matarlo, se fumó un cigarro para pensar

Las autoridades policiales no creen completamente, pese a todos estos detalles, la versión de la acusada. De hecho, han señalado algunas inconsistencias en su declaración. Quezada indicó que había tirado la ropa del niño a un contenedor de reciclaje vidrio cerca de un hotel cuando finalmenteapareció en un vertedero de basuras.

Leave a Reply

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com