La niña Astrid Montero Gómez, que tocó los corazones de muchos y cuyos padres pedían ayuda económica para operarla de una cardiopatía congénita, se encuentra ya en la ciudad de Boston, en donde se le practican varios estudios previo a su intervención quirúrgica.

De acuerdo con declaraciones de los padres de la recién nacida Astrid, Loreanne Gómez y Denny Montero, la infante es evaluada por cardiólogos para determinar qué procede.

Se recuerda que Gómez y Montero partieron con su hija a la ciudad de Bostonel pasado viernes para operarla, luego de que manos solidarias aportaran para la causa. El Gobierno dominicano, por ejemplo, donó RD$3 millones, en tanto que el Consulado estadounidense les concedió un visado de emergencia.

Astrid fue diagnosticada con una malformación congénita en el corazón, así como la falta de un riñón. Tampoco tiene la pared que divide las cámaras inferiores de su corazón, un arco aórtico interrumpido y que su aorta es muy estrecha, por lo que la sangre no fluye con normalidad al resto del cuerpo.

“Los doctores dominicanos que han asistido a mi niña desde el primer día, indican que es un caso nunca antes visto en nuestro país, por lo que deben llevarla fuera del país a ser intervenida de inmediato. Estamos trabajando con el Hospital Infantil de Boston (Boston Children’s Hospital), para hacer su traslado hacia allá lo más pronto posible”, explicó Lorainne, la madre de la pequeña, quien aún está en estado de recuperación post parto.

Leave a Reply