BOCA CHICA. El calibraje y las  carreras de motocicletas han cobrado dos vidas en seis meses,  en el municipio de Boca Chica y La Caleta, mientras que más personas se unen a esa actividad, con apuesta de altas sumas de dinero, pese a los esfuerzos de la Policía Nacional por controlar la situación.

Durante todo este fin de semana pasado, decenas de motocicletas, se dedicaron a echar carreras en la autopista de Las Américas y  Avenida Ruta 66, pasándole velozmente a vehículos llenos de personas, muchas de ellas familias completas que regresan de playas y balnearios de la zona este del país.

Una de las últimas victimas fue Julio Mateo Batista, de 63 años de edad, quien murió arrollado por una motocicleta, cuyo conductor calibraba en la avenida 22, del sector de La Caleta, en un hecho ocurrido el pasado 25 de abril. El conductor de la motocicleta emprendió la huida y se ignora si fue apresado por las autoridades.

Mateo Batista llegó recientemente al país desde Estados Unidos y cuando fue arrollado por la motocicleta, se dirigía hacia unos familiares en la calle 22, del Distrito Municipal de La Caleta. Su muerte provocó gran dolor debido, según los informes, de que era una persona muy querida en la zona.

Otro caso que trajo consternación y pensar en el municipio de Boca Chica, fue la muerte de Rosita Confesora Marín Núñez, de 75 años de edad, quien  era una de las personas encargadas de la parroquia de la comunidad y de la que había salido minutos ante de ser arrollada por un motociclista que echaba carrera.

Este hecho ocurrió el 21 de marzo a la siete de la noche, en la autopista de Las Américas con avenida Caracol, que comunica a la playa de Boca Chica. La dama había salido de la parroquia y se dirigía a su residencia de Monte Rey, cuando fue alcanzada por uno de varios motoristas que echaban carreras.

Se recuerda también el caso de la menor Fátima Ozuna Torres, de 15 años de edad, que fue atropellada mortalmente por un individuo que calibraba una motocicleta, en un hecho que ocurrió en el mismo mes en Andrés, Boca Chica. En total suman tres las personas arrolladas por motoristas que realizan carreras, apostando altas sumas de dinero.

En tanto que contrario a disminuir, más mozalbetes se integran con motocicletas de alto calibre a echar carreras, según fue observado este pasado fin de semana, cuando decenas de ellos partían desde diversos puntos de la autopista de Las Américas. También en la avenida Ruta 66 que comunica al Aeropuerto Internacional de Las Américas, hubo carreras los días viernes, sábado y domingo.

Muchas personas reconocen el esfuerzo que hace la Policía Nacional por controlar las carreras de motocicletas, pero sostienen que la actividad crece cada vez más. Se dijo que las autoridades tienen en su poder más de 20 motores de alto cilindraje incautados  a individuos echando carreras en los sectores de Los Frailes y La Ureña.

Leave a Reply

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com