El dolor de estómago es una de las dolencias más frecuentes que ocasiona problemas molestos como gases o estreñimiento. Con una alimentación adecuada y buenos hábitos puede prevenirse y mejorarse.

Juan José López, especialista del área de Nutrición de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) explica qué hacer para evitarlo.

Alimentación

“En primer lugar, hay que tener en cuenta que el aparato digestivo es muy amplio y las patologías que les pueden afectar son muy diversas con mecanismos y tratamientos diferentes”, explica el experto. Según qué dolencia suframos se pueden recomendar un tipo de alimentación distinta.

  • Estreñimiento: En el caso del estreñimiento los alimentos más recomendables son aquellos ricos en fibra. Este tipo de alimentos se encuentran, sobre todo, en los distintos alimentos vegetales (frutas y verduras) y en algunos hidratos de carbono complejos, sobre todo aquellos considerados integrales. Además del consumo de una alimentación variada y rica en fibra, es necesaria una adecuada hidratación diaria, bebiendo dos litros de agua al día.
    Las personas que sufran estreñimiento deben evitar dietas con azúcares simples o refinados, debido a que al absorberse casi en su totalidad no progresan hacia el colon y disminuyen el volumen fecal.
  • Gases: En el caso de las enfermedades gástricas, son recomendables alimentos que no enlentezcan el vaciado gástrico, entre estos alimentos se recomendaría alimentos ricos en hidratos de carbono (preferiblemente complejos) pero no integrales, alimentos proteicos magros, es decir, ricos en proteína pero pobres en grasa.
    Para este tipo de dolencias estomacales son desaconsejables todos aquellos alimentos que pueden relajar el cardias y producir reflujo o dañar la pared estomacal. Es el caso de las bebidas estimulantes (que contienen cafeína), bebidas alcohólicas, el chocolate o los alimentos muy picantes. De la misma manera, sería recomendable evitar todos aquellos que enlenteciesen el vaciado estomacal como los alimentos muy grasos y/o muy ricos en fibra (lácteos enteros, carnes o pescados grasos).

Deporte

En general en aquellos pacientes que padecen de meteorismo o gases lo más recomendable es no recostarse justo después de comer, sobre todo si se han realizado comidas copiosas, pues se dificulta el vaciado gástrico. Por otra parte el ejercicio intenso después de comer en pacientes con problemas estomacales pueden condicionar malestar e incluso náuseas y vómitos debido al aumento de la presiones en dicha zona.

Hábitos alimentarios

Además de las consideraciones previas en cuanto al tipo de alimentos en estas personas, lo más recomendable es distribuir la ingesta diaria en múltiples tomas (entre cinco y ocho veces) de pequeño volumen. Sería interesante no consumir los alimentos con temperaturas extremas intentando evitar sobre todo alimentos muy calientes.Independientemente de mantener una adecuada hidratación diaria, sería recomendable que estas personas disminuyeran la cantidad de líquido durante las comidas y que la incrementaran entre horas.

Hay que valorar si el malestar estomacal se repite con algún tipo de alimento concreto o con varios alimentos para plantearse un estudio sobre intolerancia alimentaria. En cualquier caso, antes sería adecuado consultar con un profesional como su médico de atención primaria o especialistas en gastroenterología o nutrición.

Como evitar el dolor de tripa en Navidad

De cara a las fiestas navideñas, además de todas las pautas anteriores, el especialista recomienda comer y beber con moderación. “Puede ayudar la planificación meditada de los menús evitando comidas excesivamente copiosas y/o muy abundantes en grasas. También es muy importante no realizar las comidas demasiado tarde, ceñirse a los platos principales sin abusar de las salsas, guarniciones, pan y dulces navideños, y sobre todo, moderar la cantidad de alcohol consumida”, advierte.

Ver también:

Related Posts

Leave a Reply