Los demócratas difundieron las publicidades con las que una empresa desde San Petersburgo trató de sembrar discordia entre los ciudadanos durante las elecciones agitando debates como la inmigración indocumentada o los valores de los mexicanos.

Los hispanos también estuvieron en la mira de los rusos. Las campañas publicitarias lanzadas desde Rusia para interferir en las elecciones presidenciales de 2016 crearon mensajes especialmente destinados a los latinos y, muy en particular, a los mexicoamericanos.

Así lo muestran los anuncios revelados por legisladores demócratas del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes. En total, fueron más de 3,000 avisos que distribuyeron en Facebook para “crear caos político y herir la democracia estadounidense”, según los congresistas.

Los anuncios fueron pagados por la empresa Internet Research Agency, cuya sede está en San Petersburgo, Rusia, durante los años 2015 y 2017. Esta compañía fue señalada precisamente por el fiscal especial Rubert Mueller, que está al frente de la investigación del ‘Rusiagate’, de organizar una “guerra informativa” en las pasadas elecciones presidenciales.

Contra los “invasores”

La inmigración ilegal fue uno de los temas recurrentes de la campaña de Donald Trump y, precisamente, ese fue uno asuntos más explotados en los anuncios para así generar discordia entre los ciudadanos estadounidenses.

“La invasión ilegal de inmigrantes se convirtió en un problema de proporciones gigantescas”, se lee en uno de esos anuncios en los que se afirma que “tenemos que parar esto” en referencia a la llegada de indocumentados..

Leave a Reply

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com