Los pilotos franceses Bruno Odos, izquierda, y Pascal Jean Fauret, formalmente imputados por tráfico de drogas son escoltaos en una corte en Santo Domingo, República Dominicana. Foto/AP.

Los pilotos franceses Bruno Odos, izquierda, y Pascal Jean Fauret, formalmente imputados por tráfico de drogas son escoltaos en una corte en Santo Domingo, República Dominicana. Foto/AP.

Cuatro ciudadanos franceses, incluidos dos pilotos, fueron condenados el viernes a 20 años de cárcel por un tribunal dominicano por su vinculación con un cargamento de 700 kilogramos de cocaína. Los cuatro se habían declarado inocentes.
El tribunal compuesto por tres juezas consideró por unanimidad, tras cerca de 12 horas de deliberaciones, que los cuatro franceses son culpables de asociación para cometer el crimen de narcotráfico internacional, como solicitó el fiscal Milciades Guzmán. Las juezas también condenaron a cuatro dominicanos a penas de entre cinco y 10 años.
“Es una aberración de sentencia, estamos súper sorprendidos”, dijo al salir de la audiencia poco después de la medianoche María Elena Gratereaux, abogada de los pilotos Pascal Jean Fauret y Bruno Odos. La letrada adelantó que apelará la decisión del tribunal. Ambos pilotos se negaron a hablar con los periodistas.
Fauret y Odos fueron arrestados junto al asistente de vuelo Alain Castany y el pasajero Nicolas Pisapia la noche del 19 al 20 de marzo del 2013 cuando se disponían a despegar del aeropuerto de la zona turística de Punta Cana, 200 kilómetros al este de Santo Domingo, en un avión alquilado Falcon 50 rumbo a Saint Tropez, Francia.
En el interior de la aeronave los agentes antidrogas hallaron 26 maletas, de presunta propiedad de Pisapia, donde se encontraban ocultos poco más de 700 kilogramos de cocaína. El tribunal ordenó, con el voto disidente de la presidenta Giselle Méndez, el decomiso de la aeronave.
Fauret había asegurado a The Associated Press que en el momento del arresto dentro de la cabina principal sólo estaban las maletas de la tripulación, mientras que unas 16 valijas estaban en un compartimiento que los pilotos no podían ver.
El fallo del tribunal “es inaceptable”, dijo Julian Pinelli, uno de los abogados del pasajero Pisapia. Consideró que durante el juicio se evidenció “un montaje” en contra de su cliente, con “pruebas inventadas” y con “irregularidad en los procedimientos”.
“Vamos a hacer la apelación lo más rápido posible”, afirmó.    Rolando Rosado, ex jefe de la agencia antidrogas, aseguró durante el juicio que comenzó el 29 de mayo pasado que los franceses formaban parte de una red de narcotraficantes que ya había enviado al menos dos cargamentos de drogas a Europa.

Leave a Reply