Francisca Lachapel.
Foto: Mezcalent.com
¡Que viva la reina! Francisca Lachapel es lanueva soberana de Nuestra Belleza Latina(Univisión) y a mucha honra. “Me siento ansiosa. Quiero ver qué hay en el mundo para mí”, nos dice Lachapel de la nueva vida que comienza tras ganar la corona: un contrato exclusivo con Univisión y $200 mil dólares en premios.
“Me siento tan feliz, tan diferente, que ya quiero poner en práctica todo lo que he aprendido. Quiero ser actriz. Me veo haciendo teatro y telenovelas. Quiero hacer algo en comedia tipo Eugenio Derbez”, añade.
La dominicana de 25 años nos hizo reír con su personaje cómico de Mela, pero también nos dio una gran lección de humildad y compartió los momentos más amargos de su vida con la audiencia. Lachapel perdió a su padre, quien murió de un infarto, cuando ella tenía cinco años. “No recuerdo ni siquiera su rostro. Solamente tengo una foto que conservo donde él me tenía cargada bien pequeñita, y es todo”, cuenta a People en Español.
Lachapel confiesa que fue testigo de violencia doméstica en su hogar una vez su madre inició una nueva vida con su padrastro. “Mi mamá se volvió a casar luego con un señor que fue una etapa muy dolorosa. Ella vivió una relación muy tormentosa. Lo dejaba y volvía. Había abuso físico, de todo. A nosotros no, pero entre ellos sí era [como] perros y gatos. Esa experiencia me marcó mucho”.
Afortunadamente, su madre logró superar esta vivencia y Lachapel prometió no repetir la historia. “Yo decidí ser independiente, valerme por mí misma. Decidí que mis hijos iban a tener un estilo de vida diferente al mío. En vez de hacerme la mártir y sufrir por eso o haber hecho de mi vida un desastre, dije: ‘Esto no me va a marcar de una manera negativa’. No quiero que mi vida sea igual y quiero que la de mis hijos sea mucho mejor”.
Convertirse en madre tendrá que esperar, ya que la dominicana —que está casada con su compatriota Rocky Lachapel— ahora tendrá que enfocarse en esta nueva etapa en su carrera. Su suegra, Regina, quien la acompañó en la gran final, fue un ángel guardián para Lachapel cuando esta se mudó sola a Nueva York en el 2010 en busca de un mejor futuro. Lachapel trabajaba como vendedora de ollas cuando conoció a la mujer que luego le presentaría a su futuro esposo. “Yo dejé de venderle y solamente la escuché porque se sentía mal y a partir de ahí desarrollamos una amistad”, recuerda. “Ella me acogió, me llevó a su casa en un momento en que yo no tenía donde vivir cuando llegué a los Estados Unidos. A ella se le murió su esposo en ese entonces y nos tuvimos como compañía una de la otra”.
Hasta un día que llegó Rocky, el hijo de Regina, a tomar café con ellas a su casa y el resto es historia. “El llegó una tarde y lo conocí y ella me metió por los ojos”, cuenta entre risas la nueva reina. “Empezó a decirle: ‘Mira qué niña tan buena, tan linda. Tú tienes que estar con ella y ayudarla’. Ella fue [nuestro] Cupido”.
Por otra parte, aunque no se llevó la corona, la hondureña Nathalia Casco también tuvo una gran noche. Casco recibió un galardón especial de People en Español por ser la #NBLChicaPeople por siete semanas consecutivas gracias a sus votos. La mamá soltera finalmente pudo tener a su hijaDaniela, de 7 años, en brazos tras terminar la competencia, de la cual quedó como primera finalista.
Aunque solo hay una corona, lo más valioso que se llevaron todas las concursantes, incluyendo las otras dos carismáticas finalistas —la puertorriqueña Catherine Castro y la dominicana Clarissa Molina— fue la experiencia y superación personal que nadie les quitará.
Gracias a todos los que han seguido este blog semana tras semana. ¡Hasta la próxima temporada deNuestra Belleza Latina!
XOXO,
Lena
Nathalia Casco y Lena Hansen
Cortesía de Lena Hansen
Nathalia Casco y Lena Hansen. 

Eduardo Verastegui y Lena Hansen
Cortesía de Lena Hansen
Eduardo Verastegui y Lena Hansen.

Leave a Reply

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com