CCCC5416

La jornada de clamor a Dios.

La agobiante sequía que afecta al país y de manera devastadora a la región sur, tiene preocupados a los sectores de la vida social en esta demarcación, que ven sus esperanzas diezmadas y solo atinan a acogerse a Dios y a implorar agua.
El problema es tan fuerte que un grupo de pastores y líderes evangélicos preocupados por la situación que agrava a la laguna de Cabral, realizaron la mañana de ayer una jornada de oración e intercesión, para que el Señor vuelva a la normalidad sus aguas.  Esta actividad fue dirigida por el ministro Jorge Báez, y estuvieron pastores no solo de la zona, también de otras comunidades del concilio de Iglesias Misioneras Manada Pequeña.
Con las oraciones buscan interceder entre el Todopoderoso y el hombre para que la cosa mejore.  La encargada regional del Indrhi, Damaris Gómez Terrero, del Distrito de Riego Yaque del Sur, afirmó que la situación es mucho más grave de como la describen los productores.

Leave a Reply