Fidel Ernesto Gómez, oriundo de Santiago y con 18 años de experiencia como litigante del Estado en tribunales estadounidenses, se convirtió en el primer dominicano en presidir la Corte Civil del condado de El Bronx en la ciudad de Nueva York. Asumirá el cargo de juez en enero de 2018.
Su sala ventila también casos criminales y actúa como corte de familia en un área que concentra la mayor cantidad de dominicanos en Estados Unidos.
Convencido de que su elección demuestra los aportes que los inmigrantes hacen a lo que denominó “este gran país”, dijo que los inmigrantes por encima de todo contribuyen a la sociedad con esfuerzo que excede todas las expectativas.
“Mi elección demuestra que sin importar cómo sean tus inicios, si trabajas duro y te mantienes con tenacidad, se pueden superar los obstaculos y alcanzar grandes logros”, afirmó Gómez en una nota enviada a este diario anunciando su escogencia y la alegría que le produce la nueva posición.
Al analizar que Nueva York es una comunidad latina numerosa, de inmigrantes, pero con pocos jueces latinos, asegura que su elección puede considerarse otro signo de que los tiempos han cambiado. “La comunidad latina y específicamente la dominicana, está accediendo a las estructuras de poder”.
Trayectoria.
En su labor, Gómez se vinculó con docenas de jueces, llegando a funciones en la Suprema Corte de El Bronx. Trabajó con los magistrados Mitchel Danziger y Ben Barbato, quien preside el Summary Jury Trial Part. En junio de 2013 retornó a la Suprema Corte.
Indicó que desde 2004 fue ayudante principal del juez Nelson Roman en la Suprema Corte de El Bronx quien en cinco años le delegó importantes responsabilidades, por lo que decidió cientos de casos, de los que 40 fueron publicados en el Official Report y en el New York Law Jornal.
Actuó en la División de Apelaciones del primer departamento a partir de 2009, trabajó múltiples causas criminales, asuntos comerciales complejos, entre otras materias. Muchos de los casos y mociones que transó fueron conocidos por jurados.
Al llegar hasta aquí, Gómez considera que servirá mejor a su comunidad desde la posición que asumirá en enero, con la esperanza de en un futuro ocupar una posición en otra corte de jurisdicción más amplia.
Asegura que como juez de El Bronx “serán mejor atendidos los integrantes de la diáspora dominicana y latina en la urbe”.

Leave a Reply