Foto: AP en español

Una persona murió y siete resultaron heridas en una pequeña comunidad del norte de Illinois después de que un gran tornado producido por potentes tormentas tocara tierra y arrancara viviendas de sus cimientos el jueves por la noche, mientras el mal tiempo golpeaba buena parte de Estados Unidos.

En Fairdale, una localidad de unos 200 habitantes que se encuentra unas 80 millas al noroeste de Chicago, “se ha determinado que 17 estructuras quedaron destruidas” , indicó el jefe de división del departamento de bomberos de Rockford, Matthew Knott. El total podría variar, señaló. “Todas las demás sufrieron daños de alguna clase” , añadió.Una mujer de 67 años fue hallada muerta en su casa, indicó el forense del condado de DeKalb, Dennis Miller, en una rueda de prensa en la madrugada del viernes. Otras siete personas fueron trasladadas a hospitales locales por sus heridas.
El pueblo seguía sin suministro eléctrico este viernes por la mañana y todo el mundo había sido evacuado. En un instituto cercano se instaló un refugio, asistido por Cruz Roja y el Ejército de Salvación.
Las autoridades dijeron estar bastante seguras de que no había más víctimas entre los escombros, pero que seguirían trabajando para localizar a todos los vecinos, incluyendo los que pudieran haber salido de la comunidad antes de la tormenta.

Leave a Reply