Julia Roberts, junto al director Garry Marshall y Richard Gere (der.) en Today (NBC).
Foto: Peter Kramer/NBC/NBC NewsWire via Getty Images
Julia Roberts estuvo a punto de no ser la pareja de Richard Gere en Pretty Woman.
Veinticinco años después del estreno de Pretty Woman sus protagonistas, junto con los actoresHéctor Elizondo y Laura San Giacomo y el director de la cinta Garry Marshall, han rememorado durante una entrevista ese martes para el show Today (NBC) algunas anécdotas y curiosidades de la producción de 1990. 
La historia original se titulaba 3000 y estaba muy lejos de ser la comedia romántica que todos recordamos.
“Al final del guión original, el personaje de Richard echaba a mi personaje del coche, me tiraba dinero por encima y se iba conduciendo. Entonces salían los créditos”, recordó Roberts.
Tras venderse la película a Disney, la histora cambió por completo.
“Yo estaba contratada en 3000, antes de que pasase a Garry, y tras un feliz fin de semana en la que tenía trabajo, se vendió a Disney y me quedé sin trabajo”, relata la actriz, quien por entonces era una estrella emergente y Marshall no la conocía. 
“¡Ella tenía 21 años!”,  comentó el director.
Pero finalmente la ganadora de un Oscar recuperó el papel que marcaría su carrera para siempre, aunque no fue fácil impresionar Marshall. 
“Sonreíste. Eso es lo que haces”, expresó entonces Elizondo durante la entrevista. 
En el caso de Gere, el actor rechazó el papel varias veces y no fue hasta que el galán se reunió con Roberts en su apartamento que tomó la decisión final, tal y como recuerda la actriz.
“Garry me llevó [al apartamento de Gere] y dijo: ‘Richard, Julia; Julia, Richard. Os veo después’, y se fue”.
Aunque el director de la película se percató de la química que había entre ambos inmediatamente.
“Nos gustamos desde el primer momento”, cuenta Gere. “Ella estaba al otro lado de mi mesa, nos estábamos conociendo, flirteando, todo iba bien, entonces él [Marshall]  llamó para preguntar cómo iba. Ella comenzó a escribir algo en un trozo de papel. Le dio la vuelta y decía: ‘Di que sí, por favor’”, recordó el actor. 
“Fue tan dulce que después de eso yo estaba como ‘acabo de decir que sí’”. 
El director del largometraje contó que se hizo un pacto en el momento de rodar Pretty Woman. “No haremos Pretty Woman 2 si no es todos juntos de nuevo”.
Entonces Roberts bromeó: “Y estamos felices de anunciar…”
“Que no lo hemos hecho”, dijeron Marchsall y la actriz al unísono.
A continuación, mira el video de la entrevista completa.

Leave a Reply