Ted Cruz

El republicano Paul Ryan, presidente de la Cámara de Representantes, no se presentará a la reelección, según confirmó su propia oficina. Su decisión evidencia las dificultades que enfrentan los republicanos en las elecciones de mitad de periodo en noviembre, cuando podrían perder el control de la cámara baja.

El primero en reportar sobre la decisión de Ryan fue Axios. Ryan anunció su retirada, que se producirá cuando su mandato acabe en enero, de manera pública en una rueda de prensa poco después de que se filtrara la noticia. Según apuntó, su intención es pasar más tiempo con su familia.

“Me he dado cuenta que si sigo aquí por otra legislatura, mis hijos solo habrán conocido un padre los fines de semana“, indicó Ryan en una conferencia de prensa para explicar las razones de su retiro.

“Estoy orgulloso de lo que este Congreso ha conseguido”, recalcó Ryan en una intervención en la que se vanaglorió de los logros de la agenda republicana.

CNN indicó que Ryan llamó al líder de la mayoría, Kevin McCarthy, para comunicarle su retiro antes de que la noticia se conociera. Según sus allegados, Ryan tenía decidido dejar su cargo luego de ver aprobada la reforma fiscal a finales del pasado año, uno de sus principales empeños políticos.

En juego la Cámara de Representantes

“Esto es algo titánico, es un cambio profundo… Esto hará que cada donante republicano crea que no podemos mantener el control de la Cámara”, dijo un republicano citado por Axios. Hasta ahora, más de 30 republicanos han anunciado que no se presentarán en las elecciones para defender su escaño, lo que ha sido visto por los demócratas como una oportunidad única para recuperar el control del Capitolio.

Los demócratas confían en que la impopularidad del presidente Donald Trump les ayude en su objetivo y para ello se basan en las victorias de elecciones especiales de algunos de sus candidatos en lugares tradicionalmente republicanos, como la de Doug Jones, en Alabama, o la de Conor Lamb, en Pensilvania.

Los demócratas necesitan al menos 24 escaños para recuperar el control de la Cámara de Representantes y en esta elección hay al menos 20 que están considerados como un virtual empate, de acuerdo a Sabato’s Crystal Ball, una publicación en internet dedicada a sondear la opinión pública. Dieciséis de ellos son republicanos y ocho son de congresistas que se retiran.

Ryan, sin embargo, durante la rueda de prensa,minimizó el impacto que su salida pueda tener en noviembre.

La relación entre Ryan y Trump ha estado marcada por fuertes diferencias. El presidente de la Cámara se negó a darle su apoyo cuando el magnate fue elegido como el candidato republicano para las pasadas elecciones presidenciales, mostrando sus dudas de que fuera la mejor elección. Su última disputa pública fue cuando Ryan criticó al presidente por imponer aranceles al acero.

Leave a Reply

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com