Archivo
San Cristóbal. Miembros de la Unidad de Crímenes y Delitos Contras las Personas (homicidios) de esta ciudad, fueron informados por personas de la clase civil, de que en la calle Caonabo número 2 del sector Madre Vieja Norte, próximo a la Iglesia de los Mormones, había una persona muerta.
Se trataba del señor Miguel Antonio Suero Santos, de 64 años de edad, comerciante, quien residía en la misma calle.
Miguel falleció por presentar herida de arma de fuego en segundo espacio intercostal izquierdo con entrada sin salida, según acta de levantamiento de cadáver 0053504, de la médico legista, doctora Bélgica Nivar, y según declaraciones de su esposa la señora Santa Corporán Puello, de 37 años de edad, residente en la misma dirección.
Declaró que ella se despertó y al no ver a su esposo en la cama, salió a buscarlo en otra habitación de la casa no encontrándolo, y luego cuando fue a la cocina encontró la puerta trasera abierta sin ningún tipo de violencia y cuando salió hasta el gaseo de la casa lo encontró tirado con un disparo en el pecho del lado izquierdo y con la pistola de su propiedad marca BERZA, cal. 380, al lado y así mismo dijo que ella cree que él mismo fue quien se disparó.
El cadáver fue enviado a Patología Forense, y la pistola con un casquillo incrustado en la recámara, se encuentra en ésta para los fines correspondientes.

Leave a Reply