gordu
El proyecto que estudia la comisión de Salud de la Cámara de Diputados busca detener la fábrica de enfermos que generan las bebidas azucaradas y refrescos embotellados, afirmó la doctora Dolores Mejía, presidenta de la Sociedad Dominicana de Endocrinología y Nutrición.
La especiliasta dijo que se trabajará un plan para dar información y educación a la población.
Mejía se refirió al proyecto de ley que cursa en la Cámara de Diputados y que busca imponer un impuesto de un 20% a las bebidas gaseosas, edulcoradas y energizantes y limitar su embotellamiento a envases de 20 onzas.
El proyecto es de la autoría del diputado Juan Carlos Quiñones, del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) por Puerto Plata. Se pretende desincentivar el consumo de bebidas que según la Organización Mundial de la Salud (OMS), pueden afectar gravemente al ser humano.
La experta dijo que el proyecto no solo busca gravar los productos cargados de azúcares, sino que técnicos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), endocrinólogos y nutricionistas diseñarán programas de educación.
Además, valoró el esfuerzo del Ministerio de Salud Pública, entidad que tiene la responsabilidad de regular el mercado y salvaguardar la salud de la población.
Asumirán que la población pueda tomar conductas alimentarias que pueden ser nocivas, pero necesita estar dotada de la información requerida para tomar la decisión de consumirlos.
Diabetes, obesidad y dislipidemia, junto a cardiopatías, son algunas de las enfermedades de mayor incidencia por el consumo de bebidas edulcoradas, insistió la especialista.
Sociedad Dominicana de Endocrinología y Nutrición ofrecerá información y educación sobre los altos contenidos de azúcares porque los predispone a diabetes.
Mejía manifestó que el tema para el Estado es regular y detener la fábrica de enfermos por el exceso de bebidas edulcoradas.
El país tiene una alta incidencia de diabéticos y los hábitos alimenticios malos.

Leave a Reply