Aunque ustedes tienen los ojos obscuros, ¿tu bebé nació con ojos azules o grises? Es un fenómeno común y podría durar hasta casi un año, según la publicación de la revista Padres e Hijos.

Tal vez no te molestaría si sus ojos se quedarán así para siempre, pero el color de los ojos del recién nacido se mantiene más claro hasta aproximadamente los 9 meses.

¿La razón? Similar al fenómeno que sucede con el color de piel o cabello, el iris (parte de color del ojo) tiene una proteína que de pigmentación a ciertos tejidos, llamada melanina.

Y es precisamente la falta de madurez del proceso de pigmentación en los bebés que provoca que al nacer, no se hayan alcanzado los tonos que definirán el color final.

Pero no pasa solo con el color de los ojos, incluso el bebé puede nacer con la piel más clara de lo que la tendrá en la edad adulta.

Igualmente, la producción de melanina es muy escasa, pero va cambiando conforme pasan los años.

En los primeros días después del nacimiento, la producción de melanina aún es muy escasa, así que podrás disfrutar los cambios en su color de ojos. Primero la poca melanina dará lugar a ojos grises, verdes o azules y cuando vaya aumentando se tornarán color miel, o avellana. Así sucesivamente hasta llegar a su color final que depende de la herencia genética.

Contrario a esto, cuando el bebé nace ya con ojos cafés o negros, es producto de una elevada producción de melanina.

Así que aprovecha para sacar muchas fotos al bebé durante todos sus cambios, será un lindo recuerdo de sus días con ojos azules ¿cierto?

Leave a Reply