En el momento de exfoliar la piel no solo la estas manteniendo sana, suave y sedosa, sino también eliminas las células muertas y permites que se revele la dermis que se encuentra debajo. Ya sea masajeando tu cuerpo o frotándolo, la exfoliación ayuda a drenar los ganglios linfáticos que eliminan las toxinas al aumentar el flujo sanguíneo de la superficie de la piel.

Los productos que ofrecen hoy en día para hacer este procedimiento son bastante costosos, por lo que hoy te damos la receta para hacer exfoliante en casa con ingredientes usados por generaciones: aceite de oliva y sal.

El aceite contiene antioxidantes como los fenoles y vitamina E , que ayudan a reducir la hinchazón de la piel, por otro lado la sal con sus gránulos elimina la piel muerta y tiene una cantidad de minerales que mantienen la piel hidratada.

No dejes de probar esta nueva receta natural, veras los resultados.

Ingredientes:

-1/4 de taza de sal

– ½ taza de aceite de oliva

Preparación:

mezcla los dos ingredientes en un tazón, hasta obtener una pasta espesa.

¿Cómo usarlo?

Al salir de la ducha, aplica la pasta sobre tu piel con movimientos circulares, deja reposar por unos minutos y después enjuaga con agua.

Related Posts

Leave a Reply