10_07_2015 HOY_VIERNES_100715_ Economía1 E

Héctor Valdez Albizu, gobernador del Banco Central. Archivo

San Salvador, El Salvador.
El gobernador del Banco Central de la República Dominicana, Héctor Valdez Albizu, afirmó que el nivel actual de deuda pública consolidada, que se sitúa alrededor de un 46% del PIB, se encuentra por debajo del promedio regional, habiendo sido recientemente elevada la calificación crediticia del país por parte de importantes agencias calificadoras internacionales, dados los sólidos fundamentos macroeconómicos de la República Dominicana.
Valdez Albizu se refirió a este tema durante su participación en la XIII Conferencia Regional de Centroamérica, Panamá y República Dominicana, organizada por el Fondo Monetario Internacional (FMI), en San Salvador, El Salvador, donde los pasados jueves y viernes también se llevaron a cabo la 273 Reunión del Consejo Monetario Centroamericano CMCA y la V Reunión Conjunta del CMCA y el Consejo Centroamericano de Superintendentes de Bancos, Seguros y otras instituciones Financieras (CCSBSO).
Con relación al tema de la sostenibilidad de la deuda en la región, el gobernador Valdez Albizu tuvo una intervención en la cual destacó que no existe un consenso absoluto sobre el nivel máximo de deuda como proporción del PIB que pueda ser calificado como insostenible para nuestros países, sobre todo siempre que se mantenga un superávit primario en las cuentas fiscales.
A la vez, abogó porque la región continúe avanzando en materia de consolidación fiscal, en la aplicación eficiente de reglas fiscales que contribuyan a definir una senda decreciente en los niveles actuales de endeudamiento, y una estrecha coordinación entre las políticas monetaria y fiscal en nuestros países.
En su intervención, Valdez Albizu señaló que la obtención de superávit primarios por parte de los gobiernos sí conforma un verdadero indicador que contribuye a la sostenibilidad de la deuda, destacando que en el caso dominicano se logró reducir el déficit fiscal global del Gobierno central desde un -6.6% del PIB registrado en 2012, a un -2.8% el pasado año, por debajo del promedio regional de -3.5%, y con excelentes perspectivas de lograr un superávit primario para el presente año, lo cual es una garantía de que el Gobierno terminaría en torno a lo contemplado en el Presupuesto General del Estado en cuanto a los objetivos de déficit fiscal y sin presiones sobre la deuda externa.
Indicó que luego de obtener un crecimiento de 7.3 por ciento en el producto en 2014, la tendencia ciclo en lo que va de año apunta a un crecimiento a finales de año superior al 6 por ciento, mientras la inflación terminaría entre 2% y 3% con un déficit de cuenta corriente de la balanza de pagos en torno al 2%.
También expuso ampliamente los logros del país en materia de política fiscal y monetaria, el favorable crecimiento económico exhibido en los últimos años, los bajos niveles de inflación, niveles récords de reservas internacionales brutas y netas, y la solidez del sistema financiero nacional, puntos que abordó detalladamente ante el selecto auditorio presente en la actividad.
En el contexto de la presentación del presidente del Banco de México, Agustín Carstens, quien abordó el tema de las reformas estructurales para promover el crecimiento económico sostenido, el gobernador Valdez Albizu tuvo una importante intervención sobre cómo generar el necesario derrame del crecimiento del producto hacia los segmentos más desposeídos de la población, argumentando la mejora en los salarios y el aumento de la productividad.

Leave a Reply