Mason Disick y Kim Kardashian.
Foto: Instagram/Kim Kardashian
Kim Kardashian continúa dando todo el apoyo posible a su hermana Kourtney, tras la ruptura conScott Disick.
Esta vez, la estrella de las serie Keeping Up with the Kardashians se convirtió en la mejor de las tías y decidió ayudar al pequeño Mason, de 5 años, a olvidar por unos instantes la ausencia de su padre. 
Por medio de su cuenta de Instagram, la esposa de Kanye West compartió una serie de tiernas y divertidas fotografías junto su sobrino mayor.
La hermana mayor del clan Kardashian decidió terminar su relación de 9 años con Disick tras hacerse públicas unas comprometedoras fotografías de él junto a otra mujer durante un viaje a Mónaco.

Leave a Reply