Monte Cristi
Los servicios de salud que se ofrecen en el hospital Padre Fantino se vuelven cada día más precarios, por la lentitud de los trabajos de reparación que ya llevan seis años.
Baños sin concluir, zanjas abiertas, pisos rotos, persianas sin colocar y habitaciones sin camas, son los aspectos que se notan y que tienen a la población en vilo.
En un recorrido por las estructuras de esta institución los usuarios lamentan no poder llevar sus familiares al centro porque no encuentran seguridad.
“Los montecristeños, al parecer, no merecemos tener un hospital donde podamos acudir a recibir un servicio completo, en buenas condiciones”, expresó Antonio Morel, quien dijo sentirse satisfecho por la atención médica, pero se niega a internarse en ese hospital.
“Hay situaciones graves como que aquí no hay médicos capacitados para operar en emergencia. No hay médicos cirujanos, no hay servicios de farmacia de calidad y ni siquiera especialistas en medicina interna”, afirmó una usuaria.
Algunos empleados también se quejaron de la falta de suministros para trabajar manifestando que al Ministerio de Salud Pública no le importa el hospital.
Los empleados, que no quisieron identificarse, refirieron además que en el área de lavandería todas las lavadoras datan de muchos años y están defectuosas.
En el área de cocina se percibe que no existe la más mínima condición de salubridad para preparar los alimentos a los pacientes.
La reparación de este centro asistencial se inició con una inversión de más de RD$50 millones.
Silencio de la autoridad. Aunque se intentó localizar al director del hospital los esfuerzos fueron imposibles. No se encontraba en su oficina y el personal no quiso ofrecer su número de teléfono.

Leave a Reply