Es probable que muchos más niños sean diagnosticados con presión arterial alta, incluso si no tiene sobrepeso según las nuevas directrices publicadas este lunes por la Academia Americana de Pediatría.

Las nuevas tablas de diagnóstico incluyen hipertensión en niños y adolescentes de peso normal, publicó CNN.

Primero tienes que saber que la presión arterial alta es principalmente una condición “silenciosa”, sin síntomas visibles que puede tener consecuencias a largo plazo para la salud, incluyendo enfermedades cardiovasculares potencialmente mortales.

La academia revisó casi 15,000 artículos centrados en el diagnóstico, la evaluación y el manejo temprano de la presión arterial anormalmente alta en menores. Se encontró que el 3,5% de todos los niños y adolescentes en los Estados Unidos tienen hipertensión, según las directrices.

LEE: “Los niños siguen consumiendo demasiada sal, poniéndose en riesgo”, CDC

Advierten que la causa de la hipertensión depende del grupo de edad, pues en bebés y niños muy pequeños, la causa puede ser subyacente de una enfermedad renal”, dijo el Dr. Joseph T. Flynn, autor principal de las directrices y profesor de pediatría en la Universidad de Washington.

Con los niños mayores y adolescentes de edad escolar, la causa es más probable que la hipertensión primaria, a veces llamada hipertensión esencial “, donde no hay ningún problema específico”, dijo. “Esto es como los adultos.”

“La obesidad contribuye a la presión arterial más alta”, dijo. Sin embargo, los mecanismos fisiológicos que causan la presión arterial alta son muy complicados, y no todos los niños que tienen sobrepeso u obesidad son hipertensos, mientras que algunos niños de peso normal puede ser.

Este análisis concluyo que si se sabe que un niño padece de una enfermedad renal o cardiaca, estaría más propenso a sufrir de hipertensión independientemente de su peso; e incluso más que los niños con padres hipertensos.

Las estadísticas dicen que los niños de peso normal con hipertensión, podría ser resultado de menores sin tratamiento para enfermedades renales, por ejemplo.

“Sin tratamiento, creemos que la presión arterial alta en un niño conducirá a la presión arterial alta cuando el niño se convierte en un adulto, por lo que potencialmente conduciría a un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular en el futuro”, dijo Flynn.

Related Posts

Leave a Reply