La desaparición de Emely Peguero,  la menor embarazada de 16 años, mantiene sumida en el dolor y la incertidumbre a su  madre, Adalgisa Polanco, quien, con voz entrecortada, no para de pedir justicia.

“A veces yo digo esto es un sueño y voy a despertar, pero mi corazón de madre dice que no es así. Sólo me tiene de pie la fe que tengo y que el Señor está conmigo. Mi corazón de madre me dice que me la llevaron engañada. Me le hicieron un aborto y falleció”, expresa resignada Polanco, pero visiblemente compungida.

Sumida en la tristeza, la madre de Emely llamó a la primera dama Cándida Montilla Medina, para que “no los dejes solos” por los alegados vínculos con el poder de Marlin Martínez, madre de Marlon Martínez, acusado de raptar a la jovencita, y quien guarda prisión preventiva.

Emely Peguero.

Emely Peguero.

“Como madre, apiádese de mi dolor. No deje ese caso impune porque ella (Marlin) tiene muchas influencias políticas”, enfatizó Adalgisa Polanco, además de pedir que le entreguen el cuerpo sin vida de su “niña” para darle cristiana sepultura.

Se recuerda que Marlin Martínez se puso ayer a disposición de la justicia, por su presunta vinculación con el hecho. Negó complicidad con el mismo. “Yo no soy cómplice, jamás lo haría, yo sólo actué como una madre, por eso puse a mi hijo a disposición del Ministerio Público, para que ellos investiguen lo que sea necesario”, dijo.

Las autoridades buscaban ayer el cadáver de Emely en un vertedero de Hatillo, provincia Duarte, tras Marlon Martínezpresuntamente haber confesado que la mató y arrojó posteriormente su cuerpo en un basurero. Fue infructuosa la labor iniciada pasadas las 2:00 de la tarde de ayer.

Una multitud intentó linchar a Martínez quien se encontraba en el lugar en el interior de un vehículo color negro. Frente a la situación, las autoridades rápidamente lograron sacar al prevenido del lugar, llevándolo a la sede de la fortaleza Duarte, donde opera una cárcel de máxima seguridad.

Related Posts

Leave a Reply