Aunque las pastillas anticonceptivas tienen como fin prevenir embarazos, hay muchas mujeres que las consumen para tratar problemas relacionados con la menstruación, según la publicación del sitio Vix.

Si la menstruación está generando problemas y el médico te ha prescrito que tomes anticonceptivos, deberías saber que a pesar de los beneficios por lo que te lo ha recomendado, esta práctica tiene sus riesgos.

Estudios concluyeron que, quienes consumen la píldora corren 3 veces más riesgos de sufrir coagulaciones en sangre, lo que puede conducir a un derrame cerebral. Además quienes consumen nuevas versiones o tipos de anticonceptivos, tienen mayor riesgo de coagulaciones, debido a que estos contienen otro tipo de progesterona, agrega la fuente.

Si tu estado de salud es bueno, no corres riesgos por el consumo de este método anticonceptivo. De acuerdo al sitio web, los efectos secundarios de la píldorapara tratar otros problemas podrían estar poniendo en riesgo tu salud en estos casos:

Mujeres con problemas de coagulación. Debido a que estos métodos anticonceptivos facilitan la coagulación, estarías expuesta a un riesgo doble.

Mujeres con obesidad. En esta condición, la sangre puede tener mayores complicaciones para lidiar con los coágulos.

Mayores de 35. Si has decidido no tener más hijos, podrías utilizar otras alternativas como la aplicación de un Dispositivo Intrauterino (DIU) u otro.

Mujeres sedentarias. Así como el ejercicio favorece a una menor tendencia a provocar coágulos. Por lo tanto, si generalmente no realizas nada de ejercicio, tal vez deberías optar por otras alternativas para prevenir riesgos.

Heridas recientes. Si el cuerpo pierde sangre o necesita cicatrizar, es recomendable evitar cualquier cosa que aumente la tendencia a los coágulos. Mientras tu herida se cura,  sería mejor que no consumas píldoras.

Fumadoras. La coagulación es uno de los daños que provoca el cigarillo en tu cuerpo; tu cuerpo podría tener mayor dificultad para procesarlos al consumirpíldoras anticonceptivas.

Cirugías próximas. Tu cuerpo necesita coagular toda la sangre correctamente, y las pastillas anticonceptivas pueden interferir en ese proceso y afectarlo.

Sin embargo, aún en estos casos podrías reducir los riesgos de la píldora con estas recomendaciones:

  • Beber mucha agua. Previene que la sangre se espese y por ende se coagule.
  • Ejercitarse. El moviemiento previene los coágulos.

Si después de empezar el tratamiento con pastillas anticonceptivas, te sientes diferente e incómoda debes consultar a tu ginécologo.

Leave a Reply