¿Quién dijo que ancianos no pueden ser atletas?
¿Quién dijo que ancianos no pueden ser atletas?
Play

Mute

Current Time0:00
/
Duration Time1:01
Loaded: 0%

Progress: 0%

ShareFullscreen

United Airlines no sale del candelero. Esta vez el incidente lo protagonizó una pasajera se quejó de tener que llevar a su hijo de 25 libras en las piernas durante un vuelo de tres horas, pese a haber pagado casi $1,000 por el asiento del menor.
Según CBS, Shirley Yamauchi había comprado un boleto para viajar de Hawaii a Boston, pero en una escala en Houston se sorprendió al ver que otro pasajero le pidió el asiento de su hijo Taizo. Cuando le preguntó al asistente de vuelo, este le indicó que el vuelo estaba sobrevendido y que tenía que ceder el lugar.

Este error hizo que no solo tuviera que viajar con su hijo encima, sino que casi violara las instrucciones de seguridad.
“Tuve que intentar abrochar el cinturón por encima suyo para los dos y fue muy difícil … Es tan grande, no pude poner la mesa plegable, puse las bebidas en mi apoyabrazos. Y volqué las bebidas con mi codo “, contó.
La mujer originaria de Hawaii y quien trabaja como maestra señaló que quiso quejarse, pero se aguantó al acordarse de las impactantes imágenes Dr. David Dao, quien fue expulsado por la fuerza de un avión hace unos meses cuando se negó a dar su asiento en otro vuelo sobrevendido.
Por eso se resignó a viajar con su hijo sobre su regazo. “Pesa once kilos. Tiene la mitad de mi estatura. Estuve muy incómoda. Mi mano, mi brazo izquierdo estuvieron apretados contra la pared. Perdí la sensibilidad en mis piernas y en mi brazo izquierdo” escribió en su cuenta de Facebook.
Yamauchi se quejó de lo sucedido al llegar a Boston, pero la aerolínea no se disculpó hasta cinco días después, cuando su caso ya circulaba por las redes. United aseguró que le devolverá el dinero del pasaje del menor y le proporcionará un vale de viaje.

Leave a Reply