Carta al Presidente foto

Magaly Caram. Francisco Álvarez y Claudia Saleta, de Profamilia. Fuente externa

La Organización no gubernamental Profamilia aclaró hoy que no es propietaria del proyecto de Ley sobre salud sexual y salud reproductiva que cursa en el Congreso, aunque dijo apoyarlo junto con otras instituciones.
La iniciativa de los legisladores, Cristian Paredes Aponte, diputado del Movimiento Democrático Alternativo (Moda) por la Provincia Sánchez Ramírez; y el diputado de la provincia de La Vega, Hugo Núñez, del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), contempla en su artículo 64 la interrupción del embarazo causado por violación sexual o incesto, así como por razones médicas graves, dentro de las primeras 12 semanas de gestación, además de reconocer la diversidad sexual e identidades de género.
Vía un comunicado de prensa remitido a esta redacción, Profamilia expresa que apoya la propuesta porque la falta de garantías de los derechos sexuales y derechos reproductivos impacta negativamente en la salud y el desarrollo humano, contribuyendo a los altos índices de violencia, VIH y SIDA, así como a la elevada ocurrencia de embarazos en adolescentes y mortalidad materna, entre otras situaciones que afectan a los sectores de la población en condiciones de mayor vulnerabilidad.
“Este proyecto de ley aborda la salud sexual y la salud reproductiva desde enfoques de derechos humanos y de género, estableciendo disposiciones para su garantía y pleno ejercicio, a través de políticas públicas dirigidas a la prevención y atención, así como al establecimiento de sanciones ante su violación”, agrega Profamilia.
Por otro lado, Profamilia negó tener contrato con el Ministerio de Educación y emplazó a quien diga lo contrario, a aportar pruebas que así lo demuestren.
Dijo que esta es una información infundada y que falta a la verdad.

Leave a Reply