Canciller y ganadores

Las estudiantes de arquitectura que conformaron el equipo ganador de la PUCMM, recinto Santo Domingo, obtuvieron 100 mil pesos en efectivo cada uno y un Ipad, mientras que el decano se llevó 250 mil pesos y un Ipad. Fuente externa.

La Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM) obtuvo hoy el primer premio del concurso de diseño para la construcción del edificio que alojará el Centro de Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) en la Cancillería, en un acto encabezado por el ministro de Relaciones Exteriores, Andrés Navarro, y el embajador de la República China-Taiwán, Tomas Ping-Fu Hou.
Las estudiantes de arquitectura que conformaron el equipo ganador de la PUCMM, recinto Santo Domingo, obtuvieron 100 mil pesos en efectivo cada uno y un Ipad, mientras que el decano se llevó 250 mil pesos y un Ipad.
En tanto que dos equipos de estudiantes de la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña obtuvieron el segundo y el tercer premio por sus respectivas propuestas, concerniente en un bono educativo por 25 mil pesos para cada uno, más un Ipad; mientras que los dos decanos, Ramón Méndez Solano y Pablo Yérmenos González, alcanzaron 50 mil pesos y un Ipad cada uno.
Las tres propuestas fueron seleccionadas de un total de 32 grupos de estudiantes provenientes de 11 escuelas de arquitectura de 10 universidades del país, en lo que se constituyó en un espacio participativo de la sociedad civil en la gestión de la nueva política exterior.
El diseño que obtuvo el primer lugar será el escogido para la construcción de la nueva edificación, que se levantará con un aporte de 1 millón 400 mil dólares del gobierno taiwanés.
Navarro anunció que las propuestas presentadas en el concurso serán expuestas al público durante una semana en el Salón de Conferencias de la Cancillería, y posteriormente en las diez academias superiores participantes.
“Tan pronto contamos con el generoso aporte financiero y la ayuda técnica del gobierno amigo de China-Taiwán, lo primero que nos propusimos fue poner el diseño del proyecto de construcción del edificio tecnológico en manos de las magníficas escuelas de arquitectura del país, como parte del compromiso que hemos asumido de transparencia institucional y de darle participación a la sociedad civil en las gestiones de este ministerio”, precisó Navarro.
Agregó que la sociedad civil seguirá integrada en la articulación de cada uno de los procesos de desarrollo institucional de la Cancillería, “porque así lo ha dispuesto la voluntad política del presidente Medina en la revolucionaria, novedosa, abierta y transparente política exterior”.

Leave a Reply