Si das el pecho a tu bebé deberás comprarte varios sujetadores de lactancia para poder amamantar al pequeño con total comodidad. Te explicamos qué características debe cumplir un buen sujetador de lactancia y te ofrecemos una selección de modelos.

El sujetador de lactancia permite a las mamás que dan el pecho al bebé hacerlo con una gran comodidad, sin la necesidad de tenerse que quitar el sujetador al hacerlo, gracias al diseño de las copas de este tipo de sujetador que incluyen aletas que se pueden abrir para sacar el pecho.

Dentro de la gama de sujetadores de lactancia existe una gran variedad de modelos y tejidos de confección para cada necesidad o preferencia. Además, hay distintos tipos de sujetadores de lactancia: algunos se abren en el pecho y dejan el pezón descubierto, otros tienen copas que presentan un hueco que permite sacar el pezón por ahí. Quizás los más populares sean los sujetadores de clip, que permiten descubrir el pezón fácilmente quitando y volviéndo a colocar el clip situado a un lado de la copa. También cabe destacar los sujetadores de lactancia evolutiva, que ofrecen una regulación en la espalda para adaptarse a los cambios de talla de pecho que se experimentan durante la lactancia.

(Te interesa: Cómo debe ser un buen sujetador de lactancia)

Cómo debe ser un buen sujetador de lactancia

Lo más importante a la hora de adquirir un sujetador de lactancia es elegir la talla correcta, ya que si la talla no es la adecuada pueden surgir diferentes problemas como dolor de espalda, por ejemplo. Para saber si has elegido correctamente la talla de sujetador deberás observar que no te apriete por los lados, que no te deje marcas en la piel, que no suba de la parte de la espalda, que te haga una sujeción óptima, que no te vaya holgado de la copa y que no te quede bajo en la zona de las axilas. Además, debes tener en cuenta que un buen sujetador de lactancia debe cumplir los siguientes requisitos:

  • Cobertura de los pechos. El sujetador debe cubrirte toda la superficie de los pechos en lo que a tela se refiere, ya que ello te proporcionará más comodidad, especialmente en momentos que tengas los pechos más sensibles.
  • Medidas correctas. El sujetador debe proporcionarte comodidad, por lo que deberá tener los tirantes elásticos, los laterales anchos y una correcta separación entre ambos pechos.
  • Ajustabilidad. Es un plus en los sujetadores de lactancia, ya que permite regular el contorno del sujetador para poderse adaptar a la talla de pecho, que cambia durante la lactancia.

Leave a Reply