Fue suspendida esta tarde, como sub directora de la Dirección General de Pasaportes (DGP), la señora Marlin Martínez, madre de Marlon Martínez, acusado de matar a la adolescente embarazada Emely Peguero, con quien mantenía una relación de noviazgo.

La medida en contra de Marlin, a quien fue designada mediante decreto 174-17, fue tomada por las direcciones de Pasaportes a través de su Comité de Ética Pública, en el seno de un encuentro encabezado por su coordinadora y los demás integrantes, atendiendo al caso de la muerte del adolescente cuyo cadáver aún no ha sido encontrado.

Un comunicado precisas que dicha suspensión fue basada en la violación a los literales 14 y 15 del Código de Ética que reza de la siguiente manera:

14).-“Evitar mi participación personal y la los servidores públicos bajo mi responsabilidad, en la toma de decisiones en asuntos donde pueda existir conflicto de interés suyos o de familiares hasta el cuarto grado de consanguinidad”.
15).-“Actuar apegado al cumplimiento de la Constitución de la República, las leyes y la moral pública, basados en el respeto a la dignidad humana y al régimen de derecho que debe normar la vida en sociedad”.

Señala que además de que el Comité de Ética acogió el artículo 88 de la ley 41-08 de Función Pública, que dicta que para realizar una investigación judicial o administrativa, fuere conveniente a los fines de la misma, suspender al servidor público, la cual tendrá una duración de hasta 60 días continuos y podrá extenderse una sola vez.

Resalta que la decisión de suspensión fue informada a Martínez, a través de una misiva enviada por el Director General de Pasaportes, donde hace constar que debido a la investigación judicial que se lleva a cabo en contra de su persona, por el caso de la joven desaparecida, la DGP se vio en la obligación ética y moral de suspenderla como subdirectora de la entidad.

En la comunicación, Ramón Monchy Rodríguez también le explica que de acuerdo a la ley de función pública, la suspensión terminará por revocatoria de la medida, por decisión de sobreseimiento, por absolución en la investigación o por imposición de una sanción.

“En tal virtud le recomendamos poner en manos del departamento de Recursos Humanos, todos los documentos y herramientas de trabajo que se encuentren bajo su cargo, hasta tanto se resuelva el asunto objeto de la citada investigación”, puntualizó Rodríguez.
Aclaró que como funcionario debe acatar las pautas éticas y leyes que garanticen el fiel cumplimiento de la ética y la moral dentro de la institución que dirige.

Leave a Reply