Esta fue una de las fotos que mostraron a los participantes. La de la iz...

Una investigación reveló que los seres humanos estamos capacitados para alejarnos de quienes podrían contagiarnos, incluso antes de que haya síntomas más evidentes como un estornudo.

Nadie quiere enfermarse y una buena manera de prevenirlo es evitar el contacto con personas que sí lo están. Pero, ¿cómo detectarlo cuando no es del todo evidente? Un nuevo estudio sugiere que los seres humanos estamos más capacitados de lo que pensamos para saberlo.

La investigación fue publicada esta semana en Proceedings of the Royal Society B y buscó determinar si las personas podían discernir si alguien estaba enfermo, aun cuando las señales fueran sutiles. La gran mayoría lo logró y las principales claves para predecirlo fueron palidez, hinchazón y párpados caídos.

Los investigadores tomaron fotos de 16 voluntarios que estaban ‘saludables’. Luego, les inyectaron una molécula presente en muchas bacterias que induce una respuesta inmune en el organismo. Dos horas después, cuando ya manifestaron malestar, les tomaron otra foto, prácticamente idéntica y con la misma expresión facial neutral.

Después le pidieron a 62 personas que vieran durante 5 segundos cada una de las fotos de forma separada (nunca las del mismo voluntario fueron consecutivas) y dijeran si el individuo estaba o no enfermo.

En 13 de los 16 voluntarios, los observadores atinaron en el ‘diagnóstico’. De 1,215 fotos que fueron identificadas como las de una persona enferma, 775 fueron conclusiones correctas.

Para los investigadores, más que una curiosidad, el hallazgo podría mejorar la salud pública al evitar el contagio de infecciones.

Este perro ayuda a monitorear la contaminación del equipo médico dentro...
Este perro ayuda a monitorear la contaminación del equipo médico dentro de un hospital en Canadá. Si olfatea demasiado un dispositivo, el artículo se limpia y desinfecta inmediatamente. Angus – VCH’s C.Diff detection dog/Facebook

Esperar a que alguien tosa o estornude ya puede ser demasiado tarde para alejarse de ella. “Intentamos descifrar esas primeras claves”, aclaró uno de los co-autores del estudio, John Axelsson, al Washington Post.

No obstante, hubo algunas limitantes en la investigación como el hecho de que todos los participantes tenían el mismo perfil de edad/raza.

El próximo paso para los investigadores será evaluar si los doctores y profesionales médicos son más eficaces en predecirlo que el resto de las personas.

Otras especies tienen mejores radares para detectar enfermedades y lo hacen mediante el sentido del olfato. De hecho, un hospital canadiense contrató a un perro para que los ayudara a encontrar bacterias como el clostridium difficile en sus instalaciones.

Leave a Reply

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com