Las lluvias torrenciales han dejado unos 25 heridos y han provocado el cierre de carreteras por deslizamientos de tierra en las áreas devastadas por los recientes incendios forestales, donde múltiples viviendas se han desprendido de sus cimientos y los bomberos luchan por rescatar a los residentes atrapados en el lodo dentro de vehículos y casas.

Leave a Reply