El bebé puede tragar aire cuando no se alimenta correctamente, sobre todo si la madre utiliza biberón, la chupa deja colar aire innecesario que luego de ser “ingerido” se convierte en gases, ahora si la madre alimenta a su bebé naturalmente debe procurar que tenga un buen enganche al pecho, una mala postura puede hacer que el pequeño deje de succionar la leche y se llene de aire.

 

Existen algunas posiciones para ayudar al recién nacido a eliminar los molestos gases:

  • Sobre el pecho

Consiste en apoyar al bebé sobre el pecho de la madre en posición erguida, de tal manera que su cabeza quede a la altura del hombro, una vez el pequeño se encuentre en esta posición se comienza a dar ligeros golpecitos en su espalda hasta que el eructo se produzca.

  • Boca abajo

Esta forma de sacar los gases radica en sujetar al niño en posición acostado (boca abajo), sobre el brazo de la madre o padre, se da al pequeño golpecitos en la espalda hasta causar la expulsión de aire por su recto.

  • Sobre las piernas

El cuerpo del bebé se coloca en una posición similar a la anterior, pero en vez de sujetarse con un brazo la mamá se sienta y apoya al pequeño sobre su regazo.

Consideraciones importantes

  • Si el bebé se muestra inquieto al tomar el pecho o fórmula es porque posiblemente ha tragado aire, y su estómago se distiende antes de completar su ciclo de amamantamiento, en estos casos lo más recomendable es sacarle los gases a la mitad de la toma y luego seguir hasta completar el proceso.
  • No permitas que tu bebé se quede dormido después de alimentarse, lo más recomendable es sacar sus gases minutos después de comer.

Related Posts

Leave a Reply