El parlamento de Malta, uno de los países más pequeños y conservadores de Europa, está apunto de aprobar si será una de las nuevas naciones en aprobar el matrimonio entre personas del mismo sexo.
En los últimos años, este diminuto archipiélago a unos 90 kms de Sicilia, Italia, en el que el 75 por ciento de la población es católica, ha sufrido una transformación en materia de legislación social.

Así, no fue hasta el 2011 que se legalizó el divorcio mediante un referéndum. Tres años después se aprobaron las uniones civiles y el año pasado se convirtió en el primer país europeo en prohibir las llamadas terapias para “curar” la homosexualidad, señaló CNN.
El primer ministro Joseph Muscat dijo que el matrimonio homosexual sería una de sus prioridades después de que ganar las elecciones el mes pasado. El parlamento aprobó una medida en ese sentido el miércoles y celebrará una votación final el próximo 12 de julio, en la que se espera que también sea aprobada.
Entre otras cosas, la nueva legislación deshecha las referencias a esposa, marido, padre y madre en favor de términos neutros en cuanto al género, como progenitor y cónyuge.
Si bien se espera que la medida sea aprobada esta semana, algunos legisladores han dicho que votarían en contra. Uno de ellos es el congresista Edwin Vassallo,quien expresó que se opondría al proyecto de ley porque era “moralmente inaceptable”. Así mismo acusó al primer ministro de “causar destrucción social que va en contra de las leyes naturales”.
El paso dado por Malta se suma al de Alemania el mes pasado, que también va en camino de aprobar los matrimonios del mismo sexo. Holanda fue el primer estado en hacerlo hace 16 años y desde entonces más de otros 20 han seguido su ejemplo.

Leave a Reply