" alt=""/>

Las mujeres hacemos magia. Una mancha, una imperfección o una línea fina son problemas insignificantes y fáciles de ocultar con maquillaje. Pero si hablamos de hinchazón [favor insertar el botón de pánico aquí] es totalmente diferente. Si recientemente te estás despertando con la cara como un guante de boxeo, no estás sola.

El resultado es una mezcla de factores. No son solo las bebidas de anoche durante la hora virtual del cóctel. Ni las horas de sueño que perdiste mientras disfrutabas de tu distracción del día. Los factores arriba mencionados incluyen aire interior seco, falta de ejercicio, e incluso una sopa de alergias estacionales. Esto tiene como resultado los cambios que notas en tu rostro al despertar, y más aún en esa interminable reunión por ‘Zoom’.

“Todos somos muy conscientes de nuestra apariencia debido a las videollamadas, que nos obligan a mirarnos a la cara durante horas y horas”, dice la experimentada facialista y directora de @skinstudiodr Helmy Peña, quien luego agrega que estas son “una configuración excelente para escudriñar el estado de la piel y las formas de nuestros rostros”.

Independientemente de la causa o la gravedad, no temas, hay soluciones. Aquí compartimos las mejores formas de solucionar rápidamente y defenderse de la hinchazón, incluso antes de que comience.

Todos los elementos enumerados anteriormente pueden causar retención de agua en la cara, pero el factor más perjudicial es el más difícil de escapar: el estrés. “Cuando los niveles de cortisol aumentan, es nuestra respuesta primaria de lucha o huida la que se activa”, asegura Helmy Peña y de inmediato comparte el siguiente ejemplo: “piensa en lo que sucedería si te persiguiera un tigre. Tu corazón, músculos, cerebro y pulmones necesitan sangre para moverse lo más rápido posible y tu cuerpo retiene agua para los órganos, como cuestión de preservación. Es una respuesta biológica al estrés”. Aunque la mayoría de nosotros probablemente no estamos siendo perseguidos por tigres, estamos leyendo las noticias y tal vez permitiéndonos comer bocadillos dulces y salados, que también pueden inducir la hinchazón.

“Alejar manualmente el golpe es la clave”, dice la profesional Helmy Peña, quien levanta y esculpe los rasgos de sus clientes con técnicas de masaje magistrales y dispositivos de limpieza linfática. “Si quieres crear un efecto drenante con tus manos o con una herramienta de masaje, me gusta usar Jetpeel, nos dice. Otra opción son las piedras, que se pueden enfriar en la nevera, para desinflar y contornear. “La piedra fría ayuda a eliminar el polvo y el movimiento aleja el líquido de las áreas donde se puede acumular, como una escoba que empuja el agua hacia las rejillas del suelo después de una tormenta”.

Cuando se trata de vencer la hinchazón, cualquier cosa fría es tu amiga. Guarda los productos para el cuidado de la piel, como mascarillas y humectantes en el refrigerador, así como rodillos de jade y metal. Otra sugerencia es enfriar las bolsas de té húmedas durante la noche para eliminar las bolsas de los ojos por la mañana. Recomendamos “usar compresas frías que pueden incluir palitos criogénicos, rodajas de pepino, cubitos de hielo hechos con té de diente de león o incluso cucharaditas que hayas puesto en el congelador durante unos minutos”.

Esos “Quarentinis” no ayudan, lo siento, pero puedes mitigar los efectos de la hinchazón del alcohol bebiendo más agua y tratando de mantenerte hidratad@ durante todo el día. Helmy advierte sobre los refrigerios procesados ​​y salados, y sugiere agregar alimentos ricos en potasio a la dieta, incluidas las manzanas y los tomates. “El potasio es un electrolito vital para el funcionamiento de todas tus células”, selecciona ingredientes para el cuidado de la piel que eliminen la hinchazón. “La cafeína, el extracto de té verde y los antioxidantes, como el romero y las vitaminas C y E, ayudan a contraer los vasos sanguíneos para disminuir la hinchazón”. Y nuevamente, los poderes de desinflamación de cualquier cosa que apliques, se verán aprovechados si los mantienes frescos o los masajeas en la piel con una herramienta fría.

Dormir lo suficiente y tener calidad de sueño es esencial. Pero, por otro lado, dormir demasiado puede hacer que te inflames. Trata de dormir de 7 a 8 horas por noche y evita beber alcohol o demasiada agua durante al menos tres horas antes de acostarse. El ejercicio diario también ayuda a mantener la linfa en movimiento, y a aumentar la circulación, eliminando el exceso de líquido y haciendo menos probable que lo retengas. Entonces asegúrate de estar atenta: baños, meditación, lo que sea necesario para “ser más zen”. “Es casi seguro que la disminución de los niveles de cortisol mejorará las cosas”. No es tan difícil, ¿no?

La Dra. Helmy Peña es licenciada en Cosmiatria y Aesthetics y directora de @skinstudiodr

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com