" alt=""/>

Quien no tiene hermanos, quizás desconozca lo que es amar entre pleitos; ser cómplice un minuto después de detestar; aprender a guardar secretos que te contaron y revelar los que descubriste por cuenta propia. Son muchas las hermosas enseñanzas que nos da el ser hermano, entre ellas no se puede quedar el saber compartir amor y espacio, por muy estrecho que parezca.

De los lamentos que se suelen escuchar está el tener que compartir habitación, sin embargo, esto tiene muchas ventajas para el desarrollo de la personas; algunas de ellas desglosamos cinco a continuación, a propósito de celebrarse este 5 de septiembre el Día Mundial del Hermano:

I. Fortalece el vínculo familiar. En medio de esas cuatro paredes, que por más amplias que sean se apreciarán del tamaño de una caja de fósforo; tendrán la oportunidad de crear una complicidad hermosa en miras del bien de todos, donde no faltarán las risas y juegos fuera del horario establecido por los padres o tutores.

II. Desarrolla el valor del respeto y vivir en armonía. El simple hecho de compartir espacio y verse en la obligación de delimitar derechos y deberes en un lugar en conjunto; ayuda a desarrollar el respeto por lo ajeno, aún cuando no tenga fronteras visibles. Aprenderán a negociar como método para conseguir la armonía.

III. Habilidad para resolver conflictos. Sí, de espacios e ideas, algo que muchos adultos carecen, quizá porque les faltó esto en su infancia. Compartir habitación llevará a los niños a desarrollar esa habilidad de hacerse escuchar y de escuchar la posición del otro para encontrar un conflicto, sin que rangos mayores se enteren.

IV. Trabajo en equipo. Quienes han compartido habitación con sus hermanos saben que corren el riesgo de castigo en conjunto en el caso de que los padres encuentren desastres o alguna anomalía en el escenario; de modo que habitualmente, llegada la hora cero, los hermanos se unen en resolver de la mejor manera, un asunto que le compete a todos.

V. Librar los miedos. Cuando se apagan las luces y llega el silencio al dormitorio, de dos o más hermanos, hay libertad para descansar tranquilos porque la única amenaza a la que se pueden enfrentar también se dispone a cerrar los ojos para dormir.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com