" alt=""/>

Si cuando das una instrucción a tu hijo, este tiende a no cumplirla, puede que la forma en la que estás trasmitiendo el mensaje no sea la adecuada. Así lo deja saber la psicóloga infanto juvenil Rachel Barouch, quien, a través de su cuenta de Instagram, @crianzaholisticard, expresa que a veces olvidamos que la manera en la que se comunican las peticiones tiene mucho impacto en cómo los hijos responden.

Para cambiar algunos errores que frecuentemente cometemos a la hora de dar instrucciones por prácticas más efectivas que permitan que tus hijos te escuchen, la experta comparte en su perfil los siguientes consejos:

En lugar de preguntar, ofrece declaraciones cortas. La manera adecuada de pedir a tu hijo que haga algo no es preguntándole si quiere hacerlo, sino indicándole lo que debe hacer. Por ejemplo, en vez de preguntar “¿Quieres sentarte para desayunar?”, lo ideal es decir “Siéntate, vamos a desayunar”.

Háblale mientras estás cerca. Gritar a tu hijo desde tu habitación para no tener que pararte de la cama no es una opción. Cuando vayas a darle alguna instrucción, trata de ir hasta donde está y, preferiblemente, mantener contacto visual con él mientras le hablas.

Usa mandatos que sean claros. La ambigüedad y los mensajes generales no funcionan con los niños, sobre todo los pequeños. “Recoger el cuarto”, por ejemplo, va a depender mucho del juicio de la persona quien recoge, pues ¿qué significa para ellos recoger el cuarto en comparación con los adultos? Por eso mejor opta por usar frases específicas como “Ve a tu cuarto y entra los zapatos en el closet”.

Una instrucción a la vez. Cuando das varios mandatos al mismo tiempo, se reduce la posibilidad de que alguno de ellos sea captado adecuadamente, pues puede que el niño se confunda con todo lo que dijiste. Mejor da una instrucción y espera a que esta sea cumplida para indicar la próxima.

Asegúrate de que las instrucciones sean cortas. Al pedir a tu hijo que haga algo, la precisión es fundamental. Un error común es convertir los mandatos en un sermón, pues, así como pasa cuando das muchas instrucciones a la vez, creas distorsión y posiblemente el mensaje no llegue como debería.

Dale tiempo para que procese el mensaje. No le repitas inmediatamente lo que debe hacer. Espera unos segundos para que pueda analizar lo que le acabas de decir y luego, si es necesario, puedes repetir.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com