" alt=""/>

A pesar de que el gobierno anunció el inicio del año escolar para el 2 de noviembre, muchos centros educativos del sector privado ya han iniciado las clases, haciendo que muchos padres inicien con los “ensayos” de lo que sería la nueva normalidad educativa para el año escolar 2020-2021.

Son muchas las preguntas que se hacen los padres con este nuevo proceso: ¿aprenderá el niño? ¿Cómo ayudamos a nuestros hijos si estamos trabajando? ¿Cómo tendremos todo lo que nos exigen a tiempo? ¿Quién los supervisará? ¿Cómo le hago entender a mi hijo que debe hacer lo que se le pide?

Aunque no tengamos la respuesta para todas estas preguntas la psicóloga escolar Leslie Amell comparte algunas recomendaciones para hacer de esta educación virtual la mejor posible dentro de las posibilidades.

1. Define un lugar de trabajo: es importante establecer dónde estará trabajando el niño todo el tiempo, deben asegurarse de que sea un lugar tranquilo, con buena iluminación y sin distracciones. Según la especialista deben tomar en cuenta que tenga un escritorio adecuado a la altura del niño y una silla cómoda.

2. No descuides el seguimiento: aunque estamos conscientes de que muchos padres no tendrán el tiempo para dar el seguimiento adecuado por sus responsabilidades laborales, es importante que un adulto supervise al niño en casa, sobre todo los primeros días.

3. Materiales y apoyo visual: Leslie Amell plantea que es necesario que el niño tenga a mano todos los materiales que pueda necesitar (libros, útiles, zafacón, toma corriente, etc). Además de que cuente con apoyo visual para organizar el tiempo y el espacio como: reloj, agendas, horario, calendarios, etc.

4. Conforma una red de apoyo: la psicóloga dice en una publicación en su espacio @aprendiendo_rd que es necesario establecer una red de apoyo en el hogar. “Quiénes nos van a apoyar en cada momento. Hacer un horario organizando los apoyos (nana, papá, mamá, hermanos mayores, otros familiares), sobre todo con los más pequeños.

5. La hidratación no se puede olvidar: aunque esté en casa es bueno que tenga un termo con agua cerca, así el niño siempre estará hidratado, disminuye los viajes a la cocina por agua y utiliza un solo envase.

6. Regular los horarios: aunque el niño no irá a la escuela es bueno que tenga definido cuál es su horario para despertar y para dormir y además realizar una rutina matutina que sea lo más parecida a si tomara clases presenciales (bañarse o asearse, desayunar, ponerse ropa). “El cerebro necesita un tiempo para despertar”, dice.

7. Medir nuestros comentarios: los niños no tienen la culpa de la situación, y de por sí ya es difícil para ellos. Por esto la psicóloga recomienda cuidar de no hacer comentarios negativos a los niños sobre el proceso virtual ya que es necesario motivarlos, animarlos y reforzar su actitud con las clases.

8. Fomentemos la autonomía: cada día debemos ir dándole más responsabilidades e independencia sobre su proceso (depende de la edad). “Independientemente de que estemos de acuerdo o no con esta modalidad, es lo que toca por el momento. Tratemos de organizarnos para que fluya lo mejor posible y tener una actitud positiva ante nuestros hijos. De cómo nosotros vivamos esto como padres, va a depender cómo lo van a vivir nuestros hijos”, dice la psicóloga Leslie Amell.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com