Este viernes se cumplen 28 años del asesinato de la inmigrante dominicana Lucrecia Pérez, de 32 años, en el barrio Aravaca en Madrid, España.

El crimen es conocido porque se trata de la primera víctima mortal del racismo y la xenofobia, reconocido por el gobierno español.

Tras el asesinato de la dominicana, ese viernes 13 de noviembre, en España se comenzó a hablar de racismo.

Lucrecia Pérez apenas tenía un mes en España cuando fue asesinada por cuatro personas vinculadas a grupos neonazis.

El Ministerio de Igualdad español guardó este viernes un minuto de silencio frente a su sede en recuerdo de Lucrecia Pérez y todas las víctimas de racismo.

“La movilización antirracista y el compromiso de instituciones están en la línea de lograr grandes avances en la lucha contra el racismo”, escribió en su cuenta de Twitter.

“La asesinaron por ser extranjera, negra y pobre”, añadió.

El asesinato fue condenado y llevó a que se realizarán manifestaciones antirracistas. El Ministerio de Igualdad recordó que también fue un momento para la creación de organizaciones antirracistas.

“La sociedad estaba siendo, por primera vez, consciente del racismo que existía en el país”, añadió.

La institución señaló que, aunque en el país se han conseguido “grandes avances” en lo que se refiere a legislaciones contra la discriminación racial, “aún tiene retos” importantes.

Leave a Reply

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com