A la hora de bañarte con agua fría, puede que seas una persona un tanto friolenta. ¡Pero con un poco de coraje puedes obtener grandes beneficios! Aquí te listamos algunos.

Los científicos han investigado la fisiología de la inmersión en agua fría y tiene grandes beneficios. Si bien aún se continúa investigando, podría ofrecer nuevos tratamientos para una variedad de afecciones, desde la presión arterial alta y la diabetes tipo 2 hasta la depresión y la inflamación crónica.

El agua fría estresa el cuerpo, puesto que tu cuerpo la considera una amenaza. Esto hace que se active la respuesta primaria al estrés: sube tu ritmo cardíaco y te llenará de adrenalina.

¡No abuses! El agua fría es una de las formas más efectivas de crear estrés a corto plazo en todo el cuerpo, es esa respuesta la que, según la investigación, desencadena los beneficios.

“El trabajo que hemos realizado indica que las personas que se bañan con agua fría tienen una función inmunológica mejorada, y esa mejora no se limita a quienes nadan al aire libre. Además, las medidas de los marcadores de la función inmunológica parecen señalar que el beneficio surge de una inmersión más corta en lugar de una larga”, aseguró Mike Tipton, profesor de Fisiología Humana y Aplicada en el Laboratorio de Ambientes Extremos de la Facultad de Ciencias del Deporte, la Salud y el Ejercicio de la Universidad de Portsmouth, Inglaterra.

Y tú, ¿te animas?

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com