Pese a haber perdido las elecciones, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y sus familiares no han dejado de pedir dinero a sus seguidores, ya no para la campaña, sino para sufragar sus esfuerzos por revertir el resultado electoral.

Trump no ha reconocido la victoria del candidato demócrata, Joe Biden, pese a que todas las proyecciones de resultados dan ganador a su rival, e insiste, sin presentar pruebas de ello, en que se ha cometido un ‘fraude’ en su contra y hubo ‘votos ilegales’.

La campaña de Trump y del vicepresiente Mike Pence ha seguido enviando a sus seguidores mensajes, firmados por ellos o por los hijos del gobernante Lara, Eric y Donald Jr., en los que piden fondos para lo que en principio llamaron ‘Defender las Elecciones’ y ahora denominan ‘Fondo Oficial de Defensa Electoral’.

El equipo legal de Trump ha presentado demandas para que no se contabilicen los votos por correo que llegaron después del cierre de los colegios electorales, aunque el matasellos muestre que fueron emitido a tiempo, y para pedir recuentos de votos en otros casos.

‘La gente sabe exactamente lo que está pasando en este país. ¡Es un fraude! Hay discrepancias ridículas en los votos en todo el país, por lo que mi padre ha formado el Grupo de Trabajo de Defensa Electoral para LUCHAR CONTRA esta corrupción’, reza uno de los mensajes firmado por Eric Trump.

‘Los demócratas (..) no comprenden el valor y la determinación del pueblo estadounidense. ¿Mi padre puede contar contigo? Contribuye con CUALQUIER CANTIDAD INMEDIATAMENTE para unirte al Grupo de Trabajo de Defensa Electoral’, agrega el mensaje.

La web investopedia calcula que Trump recaudó 595,6 millones de dólares para su campaña, de los que llegó a gastar 574,9 millones.

La campaña de Trump anunció hoy que el congresista republicano por Georgia Doug Collins (GA-9) encabezará el equipo del gobernante para comenzar el recuento de votos ‘tan pronto como concluya el escrutinio’.

‘Nos preocupa la falta de transparencia en el proceso de tabulación, especialmente dados los informes de irregularidades y recolección inadecuada de votos en Georgia’, dijo Matt Morgan, uno de los abogados de Trump y consejero general de su campaña.

‘Para que los estadounidenses tengan plena fe y confianza en nuestras elecciones, todos los votos legales deben contarse y todos los votos ilegales o fraudulentos deben ser excluidos’, agregó.

Los abogados de Trump han presentado también una demanda para que se invaliden los votos por correo de Pensilvania llegados tras el cierre de las urnas, y ya han conseguido que se contabilicen aparte.

En una nueva muestra de que Trump se niega a reconocer la derrota, el diario The Washington Post informó hoy de que la persona encargada por el Gobierno para facilitar la transición de gobierno al equipo de Biden se ha negado a firmar una carta que permite al equipo del presidente electo comenzar formalmente su trabajo.

Tras confirmarse su victoria en las urnas, Biden pronunció en la noche del sábado su discurso de la victoria, que tuvo un tono conciliador y en el que pidió unidad y ‘restañar las heridas’.

Muchos de los pesos pesados del Partido Republicano aún no se han pronunciado sobre el resultado electoral y las intenciones de Trump de proseguir con su disputa del resultado.

Leave a Reply

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com