El presidente de la Asociación Nacional de Distribuidores de vehículos (Anadive) aseguró que la crisis generada por la pandemia del COVID-19 ha provocado una escasez de vehículos sin precedentes en la industria automotriz, con serias repercusiones en la República Dominicana.

César de los Santos reveló que las ventas de vehículos en el país han bajado de 90 mil a 60 mil al unidades año.

“En tiempo normal aquí se estaban vendiendo entre 85 mil y 90 mil vehículos al año, nuevos y usados, y el año pasado se está hablando de que se vendieron entre 55 mil y 60 mil unidades, lo que implica una reducción de casi un 40 por ciento”, detalló.

De los Santos explicó que la crisis ha provocado que en los vehículos usados sus precios se han incrementado hasta en un 20 por ciento, lo que resulta prácticamente inalcanzables para el público pueda adquirir ese tipo de unidades.

Durante una entrevista para el programa D’Agenda del periodista Héctor Herrera Cabral, el dirigente comercial dijo que, pese a esa situación, los dealers han podido limpiar sus inventarios porque la gente lo ha comprado con todo y precios altos porque no tiene otras alternativas.

“Las ferias más esperadas son las de Banreservas y Popular que significan para los dealers el lechón de la Navidad porque se venden gran parte de los inventarios, hoy en día ofertaremos lo que tenemos ahí en la feria del Banco de Reservas y lo que quede será para la del Banco Popular”, dijo.

De los Santos sugirió a quienes tengan un vehículo en buenas condiciones que no salgan de él porque corren el riesgo de no conseguir el que desean.

Dijo esperar que la situación se pueda normalizar a partir del próximo año, pero mientras tanto los dealers harán todo lo que esté a su alcance para satisfacer la demanda de su clientela.

César de los Santos dijo que lo que está sucediendo con la industria automotriz es algo sin precedente, pues en el 2010 hubo una caída en la producción y las ventas, pero en nada se compara con la situación actual.

“Antes de la pandemia la producción anual de automóviles era de 95 millones, y en la actualidad está en 75 millones”, apuntó.

Con respecto a los vehículos nuevos aclaró que han mantenido sus precios, pero el problema dijo es que en la actualidad no los tienen en inventario, y quien quiera comprar uno debe encargarlo para ser entregado en los meses de enero o febrero del 2022.

El presidente de la Asociación Nacional de Distribuidores de vehículos (Anadive) aseguró que la crisis generada por la pandemia del COVID-19 ha provocado una escasez de vehículos sin precedentes en la industria automotriz, con serias repercusiones en la República Dominicana.

César de los Santos reveló que las ventas de vehículos en el país han bajado de 90 mil a 60 mil al unidades año.

“En tiempo normal aquí se estaban vendiendo entre 85 mil y 90 mil vehículos al año, nuevos y usados, y el año pasado se está hablando de que se vendieron entre 55 mil y 60 mil unidades, lo que implica una reducción de casi un 40 por ciento”, detalló.

De los Santos explicó que la crisis ha provocado que en los vehículos usados sus precios se han incrementado hasta en un 20 por ciento, lo que resulta prácticamente inalcanzables para el público pueda adquirir ese tipo de unidades.

Durante una entrevista para el programa D’Agenda del periodista Héctor Herrera Cabral, el dirigente comercial dijo que, pese a esa situación, los dealers han podido limpiar sus inventarios porque la gente lo ha comprado con todo y precios altos porque no tiene otras alternativas.

“Las ferias más esperadas son las de Banreservas y Popular que significan para los dealers el lechón de la Navidad porque se venden gran parte de los inventarios, hoy en día ofertaremos lo que tenemos ahí en la feria del Banco de Reservas y lo que quede será para la del Banco Popular”, dijo.

De los Santos sugirió a quienes tengan un vehículo en buenas condiciones que no salgan de él porque corren el riesgo de no conseguir el que desean.

Dijo esperar que la situación se pueda normalizar a partir del próximo año, pero mientras tanto los dealers harán todo lo que esté a su alcance para satisfacer la demanda de su clientela.

César de los Santos dijo que lo que está sucediendo con la industria automotriz es algo sin precedente, pues en el 2010 hubo una caída en la producción y las ventas, pero en nada se compara con la situación actual.

“Antes de la pandemia la producción anual de automóviles era de 95 millones, y en la actualidad está en 75 millones”, apuntó.

Con respecto a los vehículos nuevos aclaró que han mantenido sus precios, pero el problema dijo es que en la actualidad no los tienen en inventario, y quien quiera comprar uno debe encargarlo para ser entregado en los meses de enero o febrero del 2022.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com