Luego de lucir mal en sus primeros 18 partidos de la temporada, en los que no conectó de cuadrangular con los Yanquis de Nueva York, el dominicano Miguel Andújar ha desatado una explosión de poder con cinco vuelacercas en sus últimos ocho partidos.

Por lo visto, estar seguro de que va a jugar ha sido más que beneficioso para Andújar.

“Yo diría que la consistencia de los turnos, y de verdad, mi preparación”, dijo Andújar en un Zoom de los Yanquis.

“La preparación mía lleva mucho a tener mejores resultados en el terreno, física y mentalmente”.

Andújar, de 26 años, batea para .258, con cinco cuadrangulares y ocho remolcadas en 26 partidos para los Mulos del Bronx.

Pero cuatro de esos cinco han sido en el mes de junio, en los que ha visto acción en siete partidos.

Andújar dice que los malos momentos del comienzo de la temporada, incluido un envío a las ligas menores en abril, no le hicieron bajar la cabeza, sino que se mantuvo firme y trabajando duro.

“Yo siempre me mantuve firme, trabajando y controlando las cosas que puedo controlar, que es hacer mi trabajo cuando tenga la oportunidad, confiando en Dios y esperando mi oportunidad para dar lo mejor de mí”, dijo Andújar.

Andújar ha comenzado a recuperar el camino perdido luego de terminar la temporada del 2019 con una lesión y perderse casi el 2020 completo, luego que el colombiano Gio Urshela se adueñara de la posición.

Pero recibió apoyo de compañeros, como su compatriota Gary Sánchez, y eso le ayudó a no bajar la guardia.

“Siempre me mantuvieron positivo”, manifestó Andújar.

En cinco temporadas que ha jugado en Grandes Ligas, con los Yanquis de Nueva York, Andújar tiene un promedio de 25 cuadrangulares por cada 162 partidos, con 84 remolcadas y 40 dobles.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com