El senador de la Fuerza del Pueblo, Antonio Marte, informó este miércoles que tiene listo un proyecto de resolución que busca que el Senado interpele al administrador general de la Central Termoeléctrica Punta Catalina, Serafín Canario, y al ministro de Energía y Minas, Antonio Almonte.

Sobre Canario y Almonte, aseguró que dieron instrucciones para impedir el acceso a esa planta de generación eléctrica a una comisión de cuatro senadores que iba a cumplir su rol de fiscalizar ante una denuncia que recibieron.

Los comisionados acudieron en cumplimiento de la resolución aprobada en el Senado a través de la cual ese hemiciclo solicita al ministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Orlando Jorge Mera, mitigar los efectos negativos que resultan de la generación de cenizas de Punta Catalina.

A través de esa iniciativa, de la autoría del senador por Peravia, Milciades Franjul, el Senado solicita a esa institución adoptar las “acciones que sean necesarias para mitigar los efectos nocivos al medioambiente y a la salud de las personas que provocan las cenizas que se vienen acumulando en los depósitos de la planta de Punta Catalina”.

La comitiva estuvo integrada por Héctor Acosta, quien preside la Comisión de Medio Ambiente, y los senadores Lenin Valdez, Milciades Franjul y Antonio Marte.

“Atravesaron tanques y vehículos también. Entonces, ellos nos estaban esperando y tan pronto llegamos lo que hicieron fue reforzar la seguridad”, indicó Marte en el Senado.

Aseguró que como fiscalizadores del Estado los senadores no tienen que avisarle a nadie que van a hacer un descenso a un sitio.

Estimó que si la comisión de senadores les habría avisado sobre su vista de seguro la administración de la planta hubiera dispuesto apagarla para que no pudieran constatar que había contaminación en el momento de la visita.

“Yo lo que le voy a llamar a él (al administrador) a que se mude ahí. Él debe mudarse ahí a ver si se muere más rápido. ¿Por qué?, porque es que no le duele la población entonces”, expresó molesto.

Al respecto el senador José Zorrilla consideró muy penoso lo ocurrido, alegando que constituye una descortesía evitar la entrada de la comisión de senadores.

Entiende que tanto el administrador de la Central Termoeléctrica Punta Catalina y el ministro de Energía y Minas deben llamar y enviar una carta al Senado ofreciendo una disculpa por escrito por lo ocurrido.

En tanto que la senadora Melania Salvador planteó que, aunque pudo existir alguna falta de coordinación, los congresistas tienen un mandato constitucional de fiscalizar.

“Hubo un mal entendido y una falta de consideración a los senadores”, expresó.

Ayer martes los senadores Dionis Sánchez, Yván Lorenzo y Milcíades Franjul, entre otros expresaron su indignación ante el hecho.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com