HOUSTON (AP) — El manager de los Astros de Houston Dusty Baker confirmó que recibió la vacuna contra el COVID-19 al iniciar el jueves la pretemporada del equipo

Pero el piloto de 71 años, de raza negra, comprende la reticencia de algunos en su comunidad a vacunarse debido a la historia del país en el que los afroestadounidenses fueron sometidos a estudios médicos en contra de su voluntad.

Baker señaló que decidió vacunarse tras ver una entrevista televisiva con un doctor afroestadounidense que participó en el proceso para crear una de las vacunas y que garantizó que esto no será “otro experimento Tuskegee”.

El experimento Tuskegee fue un estudio clínico de la sífilis llevado a cabo en hombres afroestadounidenses, entre 1932 y 1972, en Tuskegee. No brindaba tratamiento por la enfermedad y se realizó sin el consentimiento informado de los participantes.

“Estoy bien al tanto del experimento, como lo estaban mi madre y padre’, dijo Baker. “Y por ello tenía cierta reticencia de vacunarme”.

Baker, el segundo mánager de mayor edad en las Grandes Ligas, también subrayó que vacunarse era algo importante para él por ser más susceptible a complicaciones severas por el coronavirus.

Recibió la segunda dosis de la vacuna hace dos semanas antes de viajar desde su casa en California a West Palm Beach, Florida, para iniciar su segunda temporada con los Astros.

Aunque Baker decidió que vacuna era lo correcto para él, señaló que no se pondrá a cambiar el parecer de los que “duramente se resisten” a recibirla. Ello incluye a su madre.

“Esa es su decisión’, dijo. “Mi madre cumplirá 90 años el 1 de marzo y no se vacunará. Se ha negado”.

Pero Baker señaló que está tranquilo en estimular a la gente insegura que se vacune.

“Yo les pido que se cuiden’, dijo. “Entiendo que es una situación algo difícil. Mucha gente no se fía de la vacuna… eres responsable de tus acciones. Pero mi sugerencia para los que están dudando es que se vacunen”.

Leave a Reply

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com