Sería raro encontrar a alguien que en la etapa de la infancia no le encante el kétchup. También hay adultos a los que nos encanta. Es que esta es una de esas salsas que no pueden faltar en una cocina. Su particular sabor agridulce la hace ideal para aderezar los sandwiches, frituras y demás comidas rápidas que disfrutamos fuera y dentro de casa.

Aprovecha el día de hoy para compartir en familia, haciendo todos juntos esta delicia, sin el riesgo de que sea dañina, a causa de los conservantes.

La cuarentena es una oportunidad para vivir la experiencia de aprender todo cuanto quieras, incluyendo esta esta salsa a base de tomate, que será un gusto al que le podrás quitar el calificativo de “dañino”, ya que no tendrá conservantes. En su lugar disfrutarás de la magia de presumir haberlo hecho con tus propias manos, #MadeInHome.

Los ingredientes para su preparación son muy habituales en cualquier cocina, hacerlo te podría tomar unos 10 minutos que se pueden extender en modo diversión, si te animas a todos los que estén en casa.

Para hacer esta receta Grupo Roma, en persona del chef Wandy Robles, nos dice cómo:

Ingredientes

10 unidades de tomates barceló maduros

½ cebolla

2 dientes de ajo

¼ taza miel de abeja

2 cucharadasde vinagre

1 cucharadita de pimentón dulce

Sal

Preparación. Licuar todos los ingredientes y llevar a fuego bajo por 30 o 40 minutos hasta que reduzca y tome consistencia.

Leave a Reply

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com