La bartolinitis lleva este nombre debido a las glándulas de bartolino que se encuentran ubicadas en cada lado de la vagina, entre el hímen y los labios vaginales. Estas glándulas cumplen la función de distribuir el fluido vaginal encargado de la lubricación genital, pero cuando se hinchan, generan la bartolinitis.

Cuando esto sucede, se producen quistes de un tamaño importante, que contiene líquido o pus. La zona afectada se enrojece, y es muy común, que el líquido que se encuentra en el quiste se infecte y forme un absceso de bartolino, es decir, una obstrucción más dura que requiere un tratamiento quirúrgico para quitarla.

Esta patología se produce por un tipo de infección bacteriana, como la Escherichia coli, estafilococos y estreptococos, dentro de la vagina. Al ocurrir esto, se produce una gran hinchazón y se cierran dos glándulas de bartolino, razón por la cual el fluido vaginal no puede circular correctamente.

Dentro de las causas que pueden provocar la bartolinitis se encuentran las enfermedades por transmisión sexual, debido al no uso de preservativo. A su vez, por el ingreso de bacterias a la zona íntima producto de una incorrecta higiene, y también por el uso de ropa interior ajustada, que beneficia la infección.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com