PARÍS (AP) — Mermada por una dolencia en la cadera, la número uno mundial Ash Barty se retiró el jueves de su partido de la segunda ronda del Abierto de Francia, con lo que el torneo de Grand Slam en tierra batida quedó sin las tres primeras del ránking femenino.

La campeona del torneo en 2019 perdía 6-1, 2-2 cuando dio la señal que no estaba en condiciones de seguir jugando contra su rival polaca Magda Linette en la cancha Philippe Chatrier.

“Estaba con mucho dolor, y pasó a ser muy severo, ya era algo temerario seguir”, dijo la australiana sobre una lesión que afloró cuando se entrenaba previo al torneo.

Además de la baja de Barty, la número dos Naomi Osaka se retiró tras la primera ronda —la japonesa explicó que se iba a tomar una pausa de la competición por motivos de salud mental — y la número tres Simona Halep renunció previo al torneo debido a una lesión en la pierna.

En la antesala a este Abierto de Francia, Barty disputó 13 partidos en arcilla y ganó 11. Registró una marca de 27-5, con tres títulos de sencillos, previo a Roland Garros. Pero se vio forzada a retirarse en los cuartos de final de Roma en mayo por una molestia en el brazo derecho. Afirmó que había superado la lesión y que no le afectó en París.

“Me rompe el alma”, dijo Barty. “Había tenido una brillante temporada en tierra. Es algo de mala suerte que se dio en este preciso momento. Que fuera justo durante el fin de semana, sin darme el tiempo suficiente para recuperarse, es decepcionante”.

Barty decidió no defender su título el año pasado debido a la pandemia de coronavirus, optando por permanecer en Australia.

En el cuadro masculino, el argentino Diego Schwartzman se instaló en la tercera ronda con una contundente victoria 6-4, 6-2, 6-4 sobre el esloveno Aljaz Bedene.

Décima cabeza de serie del torneo, Schwartzman compite en París con la carga de convalidar su jerarquía tras haber alcanzado las semifinales de la pasada edición que se disputó en el otoño parisino.

Había llegado antecedido por una mala racha, eliminado a las primeras de cambio en los Masters de Montecarlo, Madrid y Roma. Pero haber encadenado dos victorias en Roland Garros le han levantado la moral.

“Hace 10 días que me voy sintiendo cada vez más cómodo”, dijo Schwartzman. “Todavía tengo que seguir mejorando, pero a medida que vas ganando y teniendo ese día de descanso, todo ayuda a mejorar. Es lo que me suele pasar en los Grand Slam”.

Su rival de turno será el alemán Philipp Kohlschreiber, quien dio cuenta 6-3, 7-6 (4), 4-6, 6-1 del ruso Aslan Karatsev (24to cabeza de serie). Schwartzman sufrió derrotas ante Karatsev en el Abierto de Australia y en Madrid este año.

También el jueves, el italiano Matteo Berrettini (9no preclasificado) frenó la marcha del argentino Federico Coria al vencerle 6-3, 6-3, 6-2.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com