Los salones de belleza sostenibles están de moda en todo el mundo, y República Dominicana no es la excepción. Uno que cumple a totalidad con este concepto amigable con el medio ambiente es: “Wanda Cáceres Hair Artist”. Este espacio de belleza especializado en color lleva años dando pasos y construyendo un ambiente que muestra la responsabilidad que tienen con el planeta.

Wanda Cáceres es una profesional que se preocupa por el medio ambiente. Para ella el planeta es la única casa que tenemos y mientras reducimos nuestro impacto, mejoramos nuestra calidad de vida y ayudamos a que las generaciones futuras tengan un espacio donde vivir.

Aunque su negocio no surgió con la idea de ser un espacio sostenible, con el pasar de los años y la toma de conciencia sí se interesó en hacer de él un lugar menos agresivo: “Cuando inicié mi carrera como colorista no tenía en mente que mi negocio fuera biosustentable, pero a medida que pasó el tiempo me di cuenta que cuidar el planeta en que vivo es muy importante y me planteé que el negocio fuera amigable con el medio ambiente, me lo propuse y aquí estamos”.

Por eso, en su nueva locación ubicada en el primer nivel de Plaza Bolera, en la avenida Abraham Lincoln 504, cuenta con todos los protocolos necesarios para aportar desde su lugar de trabajo a la tierra.

Pero, ¿cómo es un salón de belleza ecológico? Aunque todas las industrias tienen un impacto ambiental considerable, existen pequeñas acciones que se pueden realizar para disminuir el consumo de algunos recursos naturales y la gran cantidad de residuos que se producen. A continuación, te compartimos las acciones que se realizan en “Wanda Cáceres Hair Artist”.

Todos estos elementos en conjunto hacen del salón un espacio biosustentable, y además a lo largo del tiempo reducen el impacto en el ambiente.

“Al inicio es una inversión, pero luego con el tiempo notas que como es un consumo mínimo, todo te va retribuyendo. Además, todo lo que sea a favor del planeta, no importa cuánto cueste, nosotros lo implementamos”, agrega.

Al referirse a la tendencia de incluir en los negocios el tema de la sostenibilidad, Wanda garantiza que tiene una preocupación real: “En mi caso lo siento. Pero no importa si los demás lo hacen por moda o no, el planeta de todos modos lo va agradecer. Por eso digo, hazlo cómo y por lo que quieras, pero hazlo”.

Wanda explica que sus clientas valoran el concepto, ya que les ofrece un ambiente distinto. Pero, además despierta en muchas la curiosidad de conocer el por qué de incluir todas estas pequeñas acciones en el negocio.

Preguntas como: ¿por qué tienes tantas plantas? ¿Cómo la cuidas? Son solo algunas de las inquietudes que las clientas manifiestan y cuando sus dudas son respondidas, según Wanda muestran un sentimiento de orgullo con la marca que cuida de su cabello.

“Me siento privilegiada por la comunidad que tengo. Realmente se preocupan, les interesa el medio ambiente. Sin duda la conciencia de mis clientas es pro-cuidado del planeta”, dice Wanda.

Los cosméticos se introducen en los sistemas acuáticos y alteran el ecosistema. Aquí uno de los grandes retos de la industria para mejorar su relación con el ambiente. Pero Wanda asegura que los laboratorios y la industria capilar están tomando conciencia y están trabajando para eliminar la mayor cantidad de agentes nocivos en sus productos.

“La cosmética capilar esta tomando conciencia sobre el cuidado del planeta y nosotros solo consumimos esas marcas que están accionando a favor de la tierra. Marcas de alta gama que hacen sus envases biodegradables, y que demuestran que, sí se preocupan”, afirma la especialista.

“Hemos decidido eliminar o reducir el uso de estos componentes, porque son altamente nocivos y todos terminan en una fuente de agua y alteran el ecosistema”, comenta Wanda.

· Hidróxido de litio o cirugía capilar: dentro de los productos que hacen daño a la salud y al medio ambiente, Wanda no utiliza el hidróxido de litio mejor conocido como cirugía capilar, es nocivo al cabello, a la salud y al medio ambiente.

· Hidróxido de potasio: este es el texturizado y al igual que los otros productos llega al mar y a los ríos, luego de que se lava el cabello. Por ser altamente nocivo no se utiliza en el salón.

· Amoniaco: “Estamos reduciendo el uso de amoniaco. Ya que cada día más personas están mostrando reacciones alérgicas a este producto, porque se deposita en la sangre y genera situaciones, así mismo afecta al medio ambiente. Todos nuestros tintes no tienen amoniaco”.

La especialista del color le recomienda a todos los que de una forma u otra pertenecen a la industria de la belleza, que analicen su entorno y busquen la forma de como contribuir: ya sea reciclando, reduciendo el consumo de agua, energía o eliminando el uso de algunos productos… “Cualquier accionar a favor del medio ambiente, el planeta se lo agradecerá”.

La artista del color piensa que desde cualquier industria se debe aportar para hacer del espacio en que trabajamos y nos movemos una experiencia amigable con el planeta.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com